Astronomía

¿Trabajo académico sobre la disrupción gravitacional de un planeta rocoso por un paso cercano con otro planeta?

¿Trabajo académico sobre la disrupción gravitacional de un planeta rocoso por un paso cercano con otro planeta?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Nota: Mientras que la pregunta aparentemente abandonada ¿Efectos de un planeta rebelde que pasa entre la Tierra y la Luna? (inspirado por Thundarr el Bárbaro) pide especulación y fue respondida con ella, esta pregunta pide algo diferente. La evolución del sistema solar probablemente involucrará tanto la acumulación de materia en los planetas como la destrucción de los planetas formados por varios mecanismos.

Estoy interesado en averiguar si hay trabajo académico sobre la * disrupción gravitacional de planetas rocosos similares a la Tierra debido a pasos cercanos, pero no colisiones con otros planetas.


Un planeta deshonesto del tamaño de la Tierra que pasa a alta velocidad en una órbita hiperbólica alrededor del sol generalmente no tendrá un gran efecto en el sistema solar en su conjunto. Pero si pasara cerca de la Tierra (digamos ~ 1 millón de millas), podría interrumpir seriamente la órbita de la Tierra alrededor del Sol y la órbita de la Luna alrededor de la Tierra. La mayoría de las perturbaciones conducirían a órbitas mucho más elípticas. Esto probablemente conduciría a un aumento de los extremos estacionales y tal vez a mareas oceánicas más grandes. Estos cambios serían entonces relativamente permanentes. También hay preguntas sobre los efectos transitorios durante el 'cuasi accidente'. ¿Las fuerzas de marea del planeta rebelde que pasa inducirían eventos sísmicos en la Tierra?

Quizás este no sea el foro adecuado, pero ¿ha habido estudios científicos en este sentido? También suena como un buen tema para una novela de base científica. Presumiblemente, la humanidad tendría años o décadas de advertencia para tal evento y podría hacer predicciones razonables sobre cómo cambiará el medio ambiente en la Tierra. La supervivencia a largo plazo de la humanidad o la vida en general en el nuevo entorno sería una cuestión completamente distinta.

Veo esta pregunta similar y esa respuesta discute algunos puntos importantes.

[Editar] Pero esperaba que alguien pudiera haber investigado este escenario con más detalle, tal vez con un ejemplo específico. Me pregunto si se puede hacer un cálculo aproximado de cuánto delta-V obtendría la Tierra de un intruso del tamaño de la Tierra que pasa zumbando a una distancia de, digamos, 1 millón de km a una velocidad de 100 km / s. Eso podría permitir calcular el rango de órbitas perturbadas y el rango de insolación y temperaturas, etc.


Guión: Esto se ve específicamente en un escenario de casi accidente con un intruso similar a la Tierra que pasa a una distancia de 1,000,000 km a una velocidad de 100 km / s. Esto es aproximadamente tres veces la distancia a la Luna y aproximadamente tres veces la velocidad orbital de la Tierra. Los 100 km / s parece un número razonable dadas las velocidades relativas de nuestros vecinos estelares, la velocidad de caída / escape solar y la probable diferencia en las direcciones de la Tierra y las velocidades de los intrusos.

Primer avistamiento: Es una suposición pura, pero tal vez el intruso sea reconocido por primera vez cuando su brillo (magnitud aparente) se vuelva similar al de Plutón. La diferencia en magnitud absoluta entre la Tierra y Plutón es (-3,99) - (- 0,70) = -3,29. Esto corresponde a una diferencia de brillo de 100 ^ (3,29 / 5) = 20,7. A esa distancia de la Tierra / Sol, el brillo irá como la cuarta potencia de distancia, por lo que primero deberíamos detectar al intruso cuando esté 20,7 ^ (1/4) = 2,13 veces más lejos que Plutón o unos 12,6 mil millones de km. Aproximadamente con una constante de 100 km / s, esto significa que obtendremos aproximadamente 4 años de advertencia por adelantado.

Cielo nocturno: Suponiendo que el intruso se acerque aproximadamente desde la dirección opuesta al Sol, será visible en el cielo nocturno con una magnitud de -3,99+ (1/5) log100 (1 / s ^ 2 / (1 + s) ^ 2 donde s es la distancia desde la Tierra en UA. A 0.6 UA (90.000.000 km) será aproximadamente tan brillante como Venus y claramente visible en el cielo nocturno. Esto ocurrirá unos 10 días antes de la aproximación más cercana. En su aproximación más cercana (1 millón de km), el intruso parecerá un 40% más de diámetro que la Luna y será aproximadamente 7 veces más brillante, tanto por el área aparente más grande (0,73 / 0,52) ^ 2 como por el albedo más alto (0,43 / 0,12). El intruso tardará 5,6 horas en recorre los 2 millones de kilómetros a través de 90 grados del cielo nocturno mientras su área aparente va del 50% al 100% y vuelve al 50% del máximo. ¡Un espectáculo digno de ver!

Perturbación orbital (Tierra): Suponiendo que las deflexiones de la Tierra y el intruso son pequeñas, el delta_V se puede calcular como (1/2) GMmi/ d ^ 2 x (2d / v), donde Mmi es la masa de la Tierra o del intruso, d es la distancia de aproximación más cercana y v es la velocidad. El primer factor corresponde a la aceleración máxima de la Tierra y el segundo factor al tiempo efectivo durante el cual se aplica la aceleración. El primer factor es 0,000199 m / s ^ 2 y el segundo factor es 20,000 segundos dando un delta_V de 3.98 m / s. Esto es 0,00013 de la velocidad orbital de la Tierra de 30 km / s. En general, esto cambiaría ligeramente la elipticidad de la órbita y también podría cambiar el radio medio si el delta-V estuviera principalmente a lo largo de la dirección de la órbita. La energía orbital podría cambiar en +/- 0,00026 y el radio medio cambiaría la misma fracción. En correspondencia con un cambio en el radio orbital medio de la Tierra, la insolación cambiaría al doble de esa fracción o +/- 0,00052. La temperatura basada en la radiación del cuerpo negro cambiaría en la cuarta raíz de la insolación, es decir, +/- 0,00013 o +/- 0,013% o +/- 0,04 grados C. Estos cambios parecen bastante menores.

Perturbación orbital (Luna): La Luna se vería más afectada porque su masa es pequeña en comparación con la del intruso, por lo que la aceleración sería aproximadamente el doble. Además, la Luna podría estar en el lado "equivocado", donde estaría más cerca del intruso en un factor de 2/3. Entonces, la aceleración y el delta_V podrían ser mayores en un factor de 2 / (2/3) ^ 2 = 4.5. El delta_V resultante de 18 m / s en la velocidad orbital de la Luna de aproximadamente 1000 m / s es más significativo. Esto podría resultar en un cambio del 3.6% en la energía orbital y en el radio y un cambio del 5.4% en el período, cambiando el período de 28 días en más de un día. Dado que los efectos de las mareas van como el cubo de la distancia, presumiblemente los rangos de las mareas lunares aumentarían (o disminuirían) en aproximadamente un 11%.

Efecto de marea transitorio: Las fuerzas de las mareas son proporcionales a la masa / distancia ^ 3. Ignorando el factor constante, la fuerza de marea máxima de la Luna: Sol: Intruso está en la proporción 7.35E22 / (3.84E5) ^ 3: 1.989E30 / (1.48E8) ^ 3: 5.97E24 / (1E6) ^ 3 o 1.30 : 0,61: 5,97. Entonces, la fuerza de marea máxima cuando el intruso pasa será aproximadamente tres veces mayor que la fuerza de marea combinada lunar y solar. Presumiblemente, durante las varias horas de aproximación más cercana, esto elevará las mareas oceánicas aproximadamente tres veces más grandes que las conocidas grandes mareas primaverales. Las áreas costeras experimentarían mareas decenas de pies más altas de lo normal, como en una marejada ciclónica o un tsunami. Supongo que también es posible que algunos terremotos latentes también puedan ser liberados por fuerzas de marea tan grandes.

(La última vez que hice un cálculo del reverso del sobre como este, me equivoqué por un factor de 10 ^ 6. ¡Pero ciertamente obtuvo algunas respuestas bastante rápidas!)


Phaeton (planeta hipotético)

Faetón (alternativamente Faetón o Faetón) (/ ˈ f eɪ. Ə θ ən / Griego antiguo: Φαέθων, romanizado: Phaéthōn, pronunciado [pʰa.é.tʰɔːn]) fue el hipotético planeta que, según la ley de Titius-Bode, existió entre las órbitas de Marte y Júpiter, cuya destrucción supuestamente condujo a la formación del cinturón de asteroides (incluido el planeta enano Ceres). . El hipotético planeta recibió su nombre de Faetón, el hijo del dios del sol Helios en la mitología griega, quien intentó conducir el carro solar de su padre durante un día con resultados desastrosos y finalmente fue destruido por Zeus. [1] Sin embargo, su nombre también se usó históricamente para el propio Júpiter. [2]


Entendiendo el tiempo

¿Que es el tiempo? Si bien la mayoría de la gente piensa en el tiempo como una constante, el físico Albert Einstein demostró que el tiempo es una ilusión, es relativo; puede variar para diferentes observadores dependiendo de su velocidad a través del espacio. Para Einstein, el tiempo es la "cuarta dimensión". El espacio se describe como una arena tridimensional, que proporciona al viajero coordenadas, como longitud, ancho y altura, que muestran la ubicación. El tiempo proporciona otra coordenada, la dirección, aunque convencionalmente solo avanza. (Por el contrario, una nueva teoría afirma que el tiempo es "real").

La teoría de la relatividad especial de Einstein dice que el tiempo se ralentiza o acelera dependiendo de qué tan rápido te muevas en relación con otra cosa. Acercándose a la velocidad de la luz, una persona dentro de una nave espacial envejecería mucho más lento que su gemelo en casa. Además, según la teoría de la relatividad general de Einstein, la gravedad puede doblar el tiempo.

Imagínese una tela de cuatro dimensiones llamada espacio-tiempo. Cuando algo que tiene masa se asienta sobre ese trozo de tela, provoca un hoyuelo o una flexión del espacio-tiempo. La flexión del espacio-tiempo hace que los objetos se muevan en una trayectoria curva y esa curvatura del espacio es lo que conocemos como gravedad.

Tanto la teoría de la relatividad general como la especial han sido probadas con tecnología satelital GPS que tiene relojes muy precisos a bordo. Los efectos de la gravedad, así como el aumento de la velocidad de los satélites sobre la Tierra en relación con los observadores en tierra, hacen que los relojes no ajustados ganen 38 microsegundos por día. (Los ingenieros hacen calibraciones para tener en cuenta la diferencia).

En cierto sentido, este efecto, llamado dilatación del tiempo, significa que los astronautas son viajeros en el tiempo, ya que regresan a la Tierra muy, muy un poco más jóvenes que sus gemelos idénticos que permanecen en el planeta.


El código utilizado para los análisis térmicos está disponible del autor correspondiente a solicitud razonable. El código PKDGRAV con física granular aún no está listo para su publicación pública; sus detalles y validación se han presentado en muchos estudios previos y están disponibles del autor correspondiente a solicitud razonable.

Bannister, M. T. et al. La historia natural de ‘Oumuamua. Nat. Astron. 3, 594–602 (2019).

Meech, K. J. y col. Una breve visita desde un asteroide interestelar rojo y extremadamente alargado. Naturaleza 552, 378–381 (2017).

Knight, M. M. y col. Sobre el período de rotación y la forma del asteroide hiperbólico 1I / ‘Oumuamua (2017 U1) desde su curva de luz. Astrophys. J. 851, L31 (2017).

Bolin, B. T. y col. Fotometría en color APO de resolución temporal de un objeto interestelar muy alargado 1I / 'Oumuamua. Astrophys. J. 852, L2 (2017).

Fraser, W. C. y col. El estado rotatorio de caída de 1I / ‘Oumuamua. Nat. Astron. 2, 383–386 (2018).

Drahus, M. y col. Movimiento de volteo de 1I / ‘Oumuamua y sus implicaciones para el pasado distante del cuerpo. Nat. Astron. 2, 407–412 (2018).

Micheli, M. y col. Aceleración no gravitacional en la trayectoria de 1I / 2017 U1 (‘Oumuamua). Naturaleza 559, 223–226 (2018).

Trilling, D. E. et al. Observaciones de Spitzer del objeto interestelar 1I / 'Oumuamua. Astron. J. 156, 261 (2018).

Jewitt, D. y col. Interestelar intruso 1I / 2017 U1: observaciones de los telescopios NOT y WIYN. Astrophys. J. 850, L36 (2017).

Do, A., Tucker, M. A. & amp Tonry, J. Entrometidos interestelares: densidad numérica y origen de los objetos tipo "Oumuamua". Astrophys. J. 855, L10 (2018).

Portegies Zwart, S., Torres, S., Pelupessy, I., Bédorf, J. & amp Cai, M. X. El origen de objetos asteroides interestelares como 1I / 2017 U1 ‘Oumuamua. Lun. No. R. Astron. Soc. 479, L17 – L22 (2018).

Engelhardt, T. et al. Un límite superior observacional de la densidad numérica interestelar de asteroides y cometas. Astron. J. 153, 133 (2017).

Weissman, P. R. & amp Levison, H. F. Origen y evolución del objeto inusual 1996 PW: ¿asteroides de la nube de Oort? Astrophys. J. 488, L133-L136 (1997).

Ćuk, M. 1I / 'Oumuamua como un fragmento de interrupción de las mareas de un sistema estelar binario. Astrophys. J. 852, L15 (2018).

Raymond, S. N., Armitage, P. J. & amp Veras, D. Objeto interestelar 'Oumuamua como un fragmento extinto de un planetesimal cometario expulsado. Astrophys. J. 856, L7 (2018).

Richardson, D. C., Leinhardt, Z. M., Melosh, H. J., Bottke, W. F. & amp Asphaug, E. en Asteroides III (eds Bottke, W. F. et al.) 501-515 (Univ. Arizona Press, 2002).

McNeill, A., Trilling, D. E. & amp Mommert, M. Restricciones en la densidad y resistencia interna de 1I / 'Oumuamua. Astrophys. J. 857, L1 (2018).

Sridhar, S. & amp Tremaine, S. Interrupción de las mareas de cuerpos viscosos. Ícaro 95, 86–99 (1992).

Drell, S. D., Foley, H. M. & amp Ruderman, M. A. Arrastre y propulsión de grandes satélites en la ionosfera: un motor de propulsión Alfvén en el espacio. J. Geophys. Res. 70, 3131–3145 (1965).

Fitzsimmons, A. et al. Espectroscopía y modelado térmico del primer objeto interestelar 1I / 2017 U1 ‘Oumuamua. Nat. Astron. 2, 133–137 (2018).

Kaib, N. A. & amp Quinn, T. Reevaluación de la fuente de cometas de período largo. Ciencias 325, 1234–1236 (2009).

Punzo, D., Capuzzo-Dolcetta, R. & amp Portegies Zwart, S. La evolución secular del cinturón de Kuiper después de un encuentro estelar cercano. Lun. No. R. Astron. Soc. 444, 2808–2819 (2014).

Coughlin, J. L. et al. Candidatos planetarios observados por Kepler. VII. El primer catálogo completamente uniforme basado en todo el conjunto de datos de 48 meses (Q1-Q17 DR24). Astrophys. J. Supl. Ser. 224, 12 (2016).

Cassan, A. y col. Uno o más planetas ligados por estrella de la Vía Láctea a partir de observaciones de microlentes. Naturaleza 481, 167–169 (2012).

Nagasawa, M., Ida, S. & amp Bessho, T. Formación de planetas calientes por una combinación de dispersión planetaria, circularización de mareas y el mecanismo Kozai. Astrophys. J. 678, 498–508 (2008).

Ida, S., Lin, D. N. C. y Nagasawa, M. Hacia un modelo determinista de formación planetaria. VII. Distribución de excentricidad de gigantes gaseosos. Astrophys. J. 775, 42 (2013).

Charbonneau, D. y col. Una supertierra en tránsito por una estrella cercana de baja masa. Naturaleza 462, 891–894 (2009).

Davies, M. B. y col. en Protoestrellas y planetas VI (eds Beuther, H. et al.) 787–808 (Univ. Arizona Press, 2014).

Rafikov, R. R. 1I / 2017 ‘Asteroides interestelares similares a Oumuamua como posibles mensajeros de estrellas muertas. Astrophys. J. 861, 35 (2018).

Veras, D., Wyatt, M. C., Mustill, A. J., Bonsor, A. & amp Eldridge, J. J. El gran escape: cómo los exoplanetas y los cuerpos más pequeños abandonan las estrellas moribundas. Lun. No. R. Astron. Soc. 417, 2104–2123 (2011).

Richardson, D. C., Quinn, T., Stadel, J. & amp Lake, G. Directo a gran escala norte-simulaciones corporales de dinámica planetesimal. Ícaro 143, 45–59 (2000).

Stadel, J. G. Simulaciones cosmológicas de cuerpos N y su análisis. Tesis doctoral, Univ. Washington (2001).

Schwartz, S. R., Richardson, D. C. & amp Michel, P. Una implementación del método de elementos discretos de esfera blanda en un código de árbol de gravedad paralelo de alto rendimiento. Granul. Importar 14, 363–380 (2012).

Zhang, Y. et al. Estabilidad de fluencia del objetivo propuesto de la misión AIDA 65803 didymos: I. Modelo físico granular discreto sin cohesión. Ícaro 294, 98–123 (2017).

Zhang, Y. et al. Fallo rotacional de los cuerpos de pilotes de escombros: influencias de las resistencias de corte y cohesión. Astrophys. J. 857, 15 (2018).

Chau, K. T., Wong, R. H. C. & amp Wu, J. J. Coeficiente de restitución y movimientos de rotación de impactos de desprendimiento de rocas. En t. J. Rock Mech. Min. Sci. 39, 69–77 (2002).

Jiang, M., Shen, Z. & amp Wang, J. Un nuevo modelo de contacto tridimensional para granulados que incorporan resistencias de torsión y rodadura. Computación. Geotech. 65, 147–163 (2015).

Schwartz, S. R., Michel, P. & amp Richardson, D. C. Simulación numérica de interrupciones por impacto de aglomerados de perlas de vidrio cohesivas utilizando el método de elemento discreto de esfera blanda Ícaro 226, 67–76 (2013).

Poppe, T. Sinterización de muestras de partículas de sílice altamente porosas: análogos de los primeros agregados del Sistema Solar. Ícaro 164, 139–148 (2003).

Holsapple, K. A. & amp Michel, P. Interrupciones de marea II: una teoría del continuo para cuerpos sólidos con fuerza, con aplicaciones al Sistema Solar. Ícaro 193, 283–301 (2008).

Ramírez, I. et al. La composición química diferente de las estrellas que albergan planetas del sistema binario XO-2. Astrophys. J. 808, 13 (2015).

Kalirai, J. S. et al. Las masas de población II enanas blancas. Astrophys. J. 705, 408–425 (2009).

Scheeres, D. J., Ostro, S. M., Werner, R. A., Asphaug, E. & amp Hudson, R. S. Efectos de las interacciones gravitacionales en los estados de giro de los asteroides. Ícaro 147, 106–118 (2000).

Belton, M. J. y col. El excitado estado de giro de 1I / 2017 U1 ‘Oumuamua. Astrophys. J. 856, L21 (2018).

Mashchenko, S. Modelado de la curva de luz de ‘Oumuamua: evidencia de torque y forma de disco. Lun. No. R. Astron. Soc. 489, 3003–3021 (2019).

Ďurech, J., Sidorin, V. & amp Kaasalainen, M. DAMIT: una base de datos de modelos de asteroides. Astron. Astrophys. 513, A46 (2010).

Harris, A. W. Tumbling asteroids. Ícaro 107, 209–211 (1994).

Veras, D. Evolución del sistema planetario posterior a la secuencia principal. R. Soc. Abrir Sci. 3, 150571 (2016).

Chen, D.-C. et al. Un escenario de evolución de la decadencia de la ley de potencia para enanas blancas individuales contaminadas. Nat. Astron. 3, 69–75 (2019).

Weissman, P. R. Impactos cometarios con el Sol: consideraciones físicas y dinámicas. Ícaro 55, 448–454 (1983).

Hui, M.-T. & amp Knight, M. M. Nuevos conocimientos sobre el objeto interestelar 1I / 2017 U1 (‘Oumuamua) a partir de no detecciones SOHO / STEREO. Astron. J. 158, 256 (2019).

Spitzer, L. & amp Schwarzschild, M. La posible influencia de las nubes interestelares en las velocidades estelares. II. Astrophys. J. 118, 106 (1953).

Holmberg, J., Nordström, B. & amp Andersen, J. La encuesta Ginebra-Copenhague del vecindario solar II. Nuevo uvby calibraciones y rediscusión de las edades estelares, el problema de las enanas G, el diagrama edad-metalicidad y los mecanismos de calentamiento del disco. Astron. Astrophys. 475, 519–537 (2007).

Draine, B. T. Física del medio interestelar e intergaláctico (Princeton Univ. Press, 2011).

Bialy, S. & amp Loeb, A. ¿Podría la presión de la radiación solar explicar la peculiar aceleración de Oumuamua? Astrophys. J. 868, L1 (2018).

Eubanks, T. M. Objetos interestelares de alta resistencia y corrientes galácticas dinámicas. Astrophys. J. 874, L11 (2019).

Heiles, C. y Crutcher, R. en Campos magnéticos cósmicos (editores Wielebinski R. y Beck R.) 137–182 (Springer, 2005).

Neubauer, F. M. Sistema de corriente de onda Alfvén permanente no lineal en Io: teoría. J. Geophys. Res. 85, 1171–1178 (1980).

Wang, D. & amp Karato, S.-i Conductividad eléctrica de agregados de talco a 0.5 GPa: influencia de la deshidratación. Phys. Chem. Minero. 40, 11–17 (2013).

Laine, R. O., Lin, D. N. C. & amp Dong, S. Interacción de planetas cercanos con la magnetosfera de sus estrellas anfitrionas. I. Difusión, disipación óhmica del campo dependiente del tiempo, inflación planetaria y pérdida de masa. Astrophys. J. 685, 521–542 (2008).

Rafikov, R. R., Gurevich, A. V. & amp Zybin, K. P. Interacción inductiva de cuerpos conductores que giran rápidamente con un plasma magnetizado. J. Exp. Theor. Phys. 88, 297–308 (1999).

Ye, Q.-Z., Zhang, Q., Kelley, M. S. P. & amp Brown, P. G. 1I / 2017 U1 (‘Oumuamua) está de moda: imágenes, espectroscopía y búsqueda de actividad de meteoros. Astrophys. J. 851, L5 (2017).

Park, R. S., Pisano, D. J., Lacio, T. J.W., Chodas, P. W. & amp Naidu, S. P. Busque la emisión de radio OH 18 cm de 1I / 2017 U1 con el Green Bank Telescope. Astron. J. 155, 185 (2018).

Seligman, D., Laughlin, G. & amp Batygin, K. Sobre la aceleración anómala de 1I / 2017 U1 ‘Oumuamua. Astrophys. J. 876, L26 (2019).

Sekanina, Z. La desgasificación como desencadenante de la aceleración no gravitacional de 1I / 'Oumuamua: ¿podría funcionar esta hipótesis? Preimpresión en http://arxiv.org/abs/1905.00935 (2019).

Wilson, D. J., Gänsicke, B. T., Farihi, J. & amp Koester, D. Relaciones de carbono a oxígeno en planetesimales extrasolares. Lun. No. R. Astron. Soc. 459, 3282–3286 (2016).

Sandford, S. A., Allamandola, L. J. & amp Geballe, T. R. Detección espectroscópica de hidrógeno molecular congelado en hielos interestelares. Ciencias 262, 400–402 (1993).

Chabrier, G. Función de masa inicial estelar y subestelar galáctica. Publ. Astron. Soc. Pac. 115, 763–795 (2003).

Hayashi, C., Nakazawa, K. y Nakagawa, Y. en Protoestrellas y planetas II (eds Black, D. C. y Matthews, M. S.) 1100-1153 (Univ. Arizona Press, 1985).

Guzik, P. et al. Caracterización inicial del cometa interestelar 2I / Borisov. Nat. Astron. 4, 53–57 (2019).

Zhou, J.-L. & amp Lin, D. N. C. Acreción planetesimal en planetas gigantes protogásicos en crecimiento. Astrophys. J. 666, 447–465 (2007).

Hanse, J., Jílková, L., Portegies Zwart, S. F. & amp Pelupessy, F. I. Captura de exocometas y erosión de la nube de Oort debido a encuentros estelares en la Galaxia. Lun. No. R. Astron. Soc. 473, 5432–5445 (2017).

Everhart, E. Distribuciones intrínsecas de perihelia y magnitudes cometarios. Astron. J. 72, 1002–1011 (1967).

Francis, P. J. La demografía de los cometas de período largo. Astrophys. J. 635, 1348–1361 (2005).

Neslušan, L. El problema del desvanecimiento y la población de la nube de Oort. Astron. Astrophys. 461, 741–750 (2007).

Raymond, S. N., Armitage, P. J., Veras, D., Quintana, E. V. & amp Barclay, T. Implicaciones del objeto interestelar 1I / ‘Oumuamua para la dinámica planetaria y la formación planetesimal. Lun. No. R. Astron. Soc. 476, 3031–3038 (2018).

Manser, C. J. y col. Un planetesimal que orbita dentro del disco de escombros alrededor de una estrella enana blanca. Ciencias 364, 66–69 (2019).

Mróz, P. et al. Dos nuevos planetas de órbita ancha o de flotación libre a partir de microlente. Astron. Astrophys. 622, A201 (2019).

Guimarães, A. H. F. et al. Agregados en régimen de fuerza y ​​gravedad: tamaños de partículas en los anillos de Saturno. Ícaro 220, 660–678 (2012).

Wu, Y. & amp Lithwick, Y. Caos secular y producción de Júpiter calientes. Astrophys. J. 735, 109 (2011).

Gasc, S. et al. Cambio del patrón de desgasificación de 67P / Churyumov-Gerasimenko durante el equinoccio de marzo de 2016 visto por ROSINA. Lun. No. R. Astron. Soc. 469, S108-S117 (2017).

Lesher, C. E. y Spera, F. J. en La enciclopedia de los volcanes (eds Sigurdsson, H. et al.) 113–141 (Academic Press, 2015).


Los cometas son más peligrosos de lo que pensábamos

¿Sabes cómo se llama la trama de un programa? CSI: Chicxulub ¿sería? Descubrir qué mató a los dinosaurios, por supuesto. Ahora no hay duda de que la escena del "crimen" fue la Península de Yucatán, en México, donde los investigadores encontraron un cráter masivo. Pero, ¿cuál era el arma homicida, un asteroide o un cometa? Una diferencia trivial, podría pensar, como si ese chocolate en la acera es una barra de Snickers o Kit Kat destrozada. Pero saber qué tipo de cosas golpeó la Tierra cerca de la moderna ciudad de Chicxulub, despejando el camino para que los mamíferos se levanten, afecta la forma en que los astrónomos evalúan los peligros cósmicos para nuestro planeta.

Ahora, los cometas, como sabrán, vienen de muy lejos y pasan poco tiempo en el sistema solar interior. Los científicos, basados ​​en décadas de trabajo, consideran que es un riesgo menor que uno choque con la Tierra. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que los cometas representan una amenaza mucho mayor de lo que se pensaba. 1 Específicamente, es el período largo, en lugar de los de período corto, tenemos que estar atentos.

Los cometas de períodos prolongados son los que tienen menos probabilidades de golpear nuestro planeta porque visitan el sistema solar interior rara vez (a menudo solo una vez) y pasan tan rápido que la Tierra es un objetivo diminuto. Se originan en la nube de Oort, que se extiende varios años luz desde el sol (hasta 200.000 veces la distancia Tierra-sol) hasta el borde del sistema solar. La mayoría de los objetos de la nube de Oort nunca pasarán cerca del sol, pero los pocos que lo hagan pueden iluminar nuestros cielos. A medida que se calientan y sus hielos se vaporizan, crean colas y comas brillantes. El cometa Hale-Bopp fue una vista deslumbrante cuando pasó por el sistema solar interior en 1997.

LLAMANDO DESDE EL BORDE: El cometa Hale-Bopp, fotografiado por Philipp Salzgeber, sobrevolando Pazin, en Croacia, durante la Pascua de 1997. Philipp Salzgeber / Wikimedia Commons

Estos cometas apenas están ligados gravitacionalmente a nuestra estrella. Las fuerzas galácticas, como la gravedad combinada de las nubes de gas y polvo distribuidas de manera desigual, las empujan hacia el interior del sistema solar. Los cometas de período corto (o de la familia de Júpiter), por otro lado, se originan en el cinturón de Kuiper, material helado sobrante más allá de la órbita de Neptuno. En su camino hacia el interior del sistema solar, la gravedad de Neptuno los lanza, pateándolos hacia afuera. Cuando regresan para otro paso, eventualmente se mueven hacia adentro hacia Urano, que, con Saturno, repite este proceso, entregando objetos a Júpiter, la masa dominante del sistema solar & # 40 aparte del sol por supuesto & # 41. Una vez que un cometa está en las garras de Júpiter, el reloj avanza hasta que pasa demasiado cerca de Júpiter y es lanzado fuera del sistema solar. Existe una ventana de tiempo en la que un cometa puede chocar con la Tierra, pero es estrecha y las tasas de impacto son bajas.

En el nuevo estudio, publicado en Informes científicos, Los astrofísicos de Harvard Amir Siraj y Avi Loeb (sí, el partidario de esa controvertida hipótesis sobre los extraterrestres) añaden una arruga a esta historia. Calculan que alrededor del 20 por ciento de los cometas de período largo que pasan dentro de la órbita de la Tierra pasan tan cerca del sol que son destrozados por las fuerzas de las mareas. Este proceso crea largas hebras de fragmentos de cometas que aumentan enormemente las probabilidades de colisión con la Tierra.

Es probable que los cometas que pasan cerca del sol se vean interrumpidos por las mareas. Los científicos conocen varios grupos de cometas que probablemente son fragmentos de marea. Por ejemplo, el grupo Kreutz contiene miles de cometas que se extienden a lo largo de órbitas similares alrededor del sol que se cree que son los restos de un solo cometa gigante que se interrumpió hace mil años o más.

Mírame, yo & # 8217m destrozado: Este gráfico representa la idea principal presentada en el artículo de Siraj y Loeb. Sean Raymond / planetplanet.net

Desde el cráter de Chicxulub, los científicos pueden decir que el impactador tenía un diámetro de unos 12 kilómetros. Los sedimentos que se encuentran debajo del cráter contenían material generalmente asociado con asteroides. Esto no sería sorprendente. Astronómicamente hablando, la mayoría de las cosas que golpean a la Tierra provienen de cerca, en la parte interna del cinturón de asteroides, la fuente más cercana de objetos sueltos. De hecho, las rocas que se han asociado espectralmente con asteroides dominan nuestras colecciones de meteoritos.

Estos meteoritos son tan comunes que los llamamos condritas "ordinarias" o meteoritos pedregosos. La luz reflejada por la mayoría de los meteoritos se parece a la luz que vemos cuando apuntamos con nuestros telescopios a las partes internas del cinturón de asteroides. Resonancias orbitales inestables entrecruzan este cinturón, y cuando un asteroide entra en una de estas resonancias, los planetas (generalmente Júpiter) perturban fuertemente su órbita, estirándola progresivamente hasta que se vuelve cada vez más elíptica o "excéntrica". Esto impulsa a los asteroides desde la parte interior del cinturón hacia el reino de los planetas rocosos, mientras que los asteroides del cinturón exterior generalmente terminan demasiado cerca de Júpiter y son expulsados ​​del sistema solar por completo. Muchos asteroides cercanos chocan con el sol y una fracción golpea la Tierra.

Ahora es "indiscutible" que un asteroide mató a los dinosaurios.

Un estudio de 2007 propuso que un asteroide asociado con la familia Baptistina del cinturón interior, creado por la ruptura de un objeto más grande (probablemente de una colisión entre asteroides) hace unos 160 millones de años, fue el asesino de dinosaurios. 2 Un miembro de esa familia de asteroides supuestamente entró en una resonancia inestable con Júpiter y fue pateado al interior del sistema solar, chocando finalmente con la Tierra hace 65 millones de años. Sin embargo, los sedimentos que quedaron después de la colisión sugieren que lo que golpeó nuestro planeta fue diferente a los meteoritos de condrita ordinarios, y más similar a las condritas carbonáceas, asociadas con una clase diferente de asteroides (que con mayor frecuencia provienen del cinturón exterior).

Se pensaba que la familia Baptistina era similar en composición a las condritas carbonáceas, pero el trabajo posterior mostró que estos asteroides eran más probablemente similares a las condritas ordinarias. El momento de la ruptura de Baptistina también se movió mucho antes, hace unos 80 millones de años, dejando solo una estrecha ventana de tiempo para el impacto. Entonces, la teoría de los asteroides de Baptistina ya no es un gran partido para el asesino de dinosaurios. Por supuesto, esto no descarta los asteroides por completo. Otro asteroide carbonoso podría haber hecho el trabajo de manera plausible.

Y eso es precisamente lo que un estudio reciente, publicado en Avances de la ciencia, sugiere. 3 Joanna Morgan, coautora del periódico, dijo Los tiempos que ahora es "indiscutible" que un asteroide, de unos 12 kilómetros de diámetro, mató a los dinosaurios. 4 Uno de los núcleos de sedimentos recuperados del sitio del impacto "contiene un registro extremadamente bien conservado de las secuelas inmediatas del evento de impacto de Chicxulub dentro del cráter que se puede desenredar utilizando varios trazadores geoquímicos", escribieron los investigadores. "Al aplicar estos trazadores, los efectos de los impactos de los asteroides en la biosfera y el medio ambiente global en los primeros meses a milenios de la Era Cenozoica, así como el destino del impactador de Chicxulub, se desentrañan con un detalle sin precedentes".

El interior de una estrella de neutrones parece escalofriantemente familiar

Fluidos calientes de neutrones que fluyen sin fricción, superconductores hechos de protones y una corteza sólida construida con átomos exóticos: características como estas hacen que las estrellas de neutrones sean algunos de los objetos más extraños que hemos encontrado en el cosmos. LEE MAS

Se ha demostrado que los asteroides lo suficientemente grandes como para matar a los dinosaurios golpean la Tierra aproximadamente una vez cada 350 millones de años. Sin tener en cuenta la interrupción de las mareas, los cometas de período largo tienen probabilidades de impacto tan bajas que solo un asesino de dinosaurios habría golpeado la Tierra desde su formación. Sin embargo, después de tener en cuenta la disrupción, Siraj y Loeb encuentran que la tasa de tales impactos es aproximadamente la misma que para los asteroides. Sin embargo, el mismo proceso no aumentaría la tasa de impacto de los asteroides, porque los asteroides son demasiado densos para perturbarlos fácilmente.

El modelo alternativo de ruptura de cometas de Siraj y Loeb requiere un cometa entrante que tenga un diámetro de al menos 40 a 60 kilómetros. Es un monstruo, aproximadamente del tamaño de la ciudad de Nueva York, desde el extremo sur de Staten Island hasta el punto más al norte del Bronx (una hora en automóvil en el mejor de los casos), pero no sin precedentes, en realidad aproximadamente del mismo tamaño que cometa Hale-Bopp. No es fácil estimar el tamaño de los fragmentos que produciría un cometa de ese tamaño después de romperse, pero Siraj y Loeb calculan que tendrán unos 7 kilómetros de diámetro, el tamaño adecuado para el asesino de dinosaurios.

Aunque provocador, el nuevo modelo implica una considerable incertidumbre. Todas las señales apuntan a que los asteroides son responsables de la mayoría de los impactos en el sistema solar interior, al menos, de los que podemos ver. Las distribuciones de los tamaños de los cráteres en Mercurio, la luna y Marte reflejan la distribución del tamaño de los asteroides cercanos a la Tierra, lo que sugiere que esos son los objetos que se han estrellado en los planetas (incluida la Tierra, donde la mayoría de los cráteres han sido enterrados por la actividad geológica). o cubierto por la erosión).

El modelo de cometa también requiere que se cree una gran cantidad de fragmentos cada vez que un cometa monstruo interrumpe su paso cerca del sol. Las simulaciones descubren que un cuerpo alterado se extiende por las mareas en largas hebras que se vuelven a aglomerar en aproximadamente 10 a 20 objetos. 5 Estas simulaciones coinciden con la demostración natural de la ruptura del cometa Shoemaker-Levy 9 en unas 20 piezas después de pasar demasiado cerca de Júpiter, en 1992. Cabe señalar que se cree que los miles de cometas de la familia Kreutz se produjeron a través de una serie de eventos disruptivos, en lugar de uno solo. Por el contrario, el nuevo modelo necesita que se produzcan de cientos a miles de fragmentos para aumentar la probabilidad de colisión de los cometas lo suficiente como para estar al mismo nivel que la de los asteroides.

ROMPIENDO EL HIELO: Este tren de 21 fragmentos de hielo (no todos en la imagen), pertenecientes al cometa Shoemaker-Levy 9, se extendía a lo largo de 710,000 millas, tres veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Wikipedia

Luego está el elemento iridio. Extensas excavaciones geológicas en todo el mundo muestran que, a raíz del impacto, se depositó una llamativa capa de material rico en iridio. Dado que el iridio es tan raro en la Tierra, es "altamente siderófilo" (amante del hierro), por lo que casi todo el iridio de la Tierra está en el núcleo del planeta, los científicos creen que la materia proviene del espacio. El asesino de dinosaurios debe haber contenido lo suficiente como para dejar una capa rica en iridio global en toda la Tierra.

¿Un cometa contendría suficiente? Depende de qué esté hecho el cometa. No hay muchas piezas de cometas para probar, pero las muestras devueltas del cometa Wild-2, cortesía de la misión Stardust de la NASA, encontraron que eran muy similares a los meteoritos de condrita carbonosa, que se sabe que contienen iridio (aunque algo menos que las condritas ordinarias). Presumiblemente, el nivel de iridio de un objeto cometario no estaría tan lejos, pero aún está por verse.

Esto nos deja con un pie en tierra de nadie. Si bien la fuente de Baptistina se ha secado, los asteroides carbonosos son lo suficientemente abundantes como para representar un impactador de asteroides plausible, y coincidirían con todos los datos. Eso no descarta por completo la idea de cometas de Siraj y Loeb, porque a medida que la interrupción de las mareas aumenta la cantidad de cometas (al producir fragmentos), también aumenta las probabilidades de que se estrellen contra los planetas, un giro que los cálculos futuros sobre las probabilidades de impacto deben tener en cuenta. .

Lo que es evidente, incluso si uno no "descartó" a los dinosaurios, es que es seguro asumir que los cometas, destrozados en fragmentos por la gravedad del sol, representan lo que era una amenaza subestimada.

Sean Raymond es un astrofísico estadounidense que trabaja en el Laboratorio Astrofísico de Burdeos en Francia. También escribe un blog en la interfaz de ciencia y ficción, y recientemente publicó un libro de poemas de astronomía.

1. Siraj, A. & amp Loeb, A. Desintegración de un cometa de período largo como origen de la extinción de los dinosaurios. Informes científicos 11, 3803 (2021).

2. Redactores del personal. La ruptura de Baptistina. Revista de astrobiología (2007).

3. Goderis, S., et al. Capa de iridio distribuida globalmente preservada dentro de la estructura de impacto de Chicxulub. Avances de la ciencia 7, eabe3647 (2021).

4. Blakely, R. El polvo de asteroides vinculado al cráter de Chicxulub confirma la teoría de la extinción de los dinosaurios. Los tiempos (2021).


La búsqueda de ondas gravitacionales encuentra una nueva pista tentadora

Esta ilustración muestra el proyecto NANOGrav observando objetos cósmicos llamados púlsares en un esfuerzo por detectar ondas gravitacionales, ondas en la estructura del espacio. El proyecto busca una señal de fondo de ondas gravitacionales de bajo nivel que se cree que está presente en todo el universo.

Un equipo internacional de científicos puede estar cerca de detectar ondas débiles en el espacio-tiempo que llenan el universo.

Pares de agujeros negros miles de millones de veces más masivos que el Sol pueden estar dando vueltas entre sí, generando ondas en el espacio mismo. El Observatorio norteamericano de ondas gravitacionales Nanohertz (NANOGrav) ha pasado más de una década utilizando radiotelescopios terrestres para buscar evidencia de estas ondas espacio-temporales creadas por gigantescos agujeros negros. Esta semana, el proyecto anunció la detección de una señal que puede ser atribuible a ondas gravitacionales, aunque los miembros no están listos para reclamar el éxito.

Las ondas gravitacionales fueron teorizadas por primera vez por Albert Einstein en 1916, pero no se detectaron directamente hasta casi un siglo después. Einstein demostró que, en lugar de ser un telón de fondo rígido para el universo, el espacio es una tela flexible que está deformada y curvada por objetos masivos e indisolublemente vinculada con el tiempo. En 2015, una colaboración entre el Observatorio de ondas gravitacionales del interferómetro láser (LIGO) con sede en EE. UU. Y el interferómetro Virgo en Europa anunció la primera detección directa de ondas gravitacionales: Emanaban de dos agujeros negros, cada uno con una masa aproximadamente 30 veces mayor. que el Sol, dando vueltas entre sí y fusionándose.

En un nuevo artículo publicado en la edición de enero de 2021 de Astrophysical Journal Supplements, el proyecto NANOGrav informa la detección de fluctuaciones inexplicables, consistentes con los efectos de las ondas gravitacionales, en el tiempo de 45 púlsares distribuidos por el cielo y medidos en un lapso de 12 1/2 años.

Los púlsares son densas pepitas de material que quedan después de que una estrella explota como supernova. Como se ve desde la Tierra, los púlsares parecen parpadear. En realidad, la luz proviene de dos haces fijos que emanan de lados opuestos del púlsar mientras gira, como un faro. Si las ondas gravitacionales pasan entre un púlsar y la Tierra, el sutil estiramiento y contracción del espacio-tiempo parecería introducir una pequeña desviación en el púlsar & # x27s, por lo demás, la sincronización regular. Pero este efecto es sutil, y se sabe que más de una docena de otros factores también influyen en la sincronización del púlsar. Una parte importante del trabajo realizado por NANOGrav es restar esos factores de los datos de tiempo para cada púlsar antes de buscar signos de ondas gravitacionales.

LIGO y Virgo detectan ondas gravitacionales de pares individuales de agujeros negros (u otros objetos densos llamados estrellas de neutrones). Por el contrario, NANOGrav está buscando una onda gravitacional persistente & quot; fondo & quot; o la combinación ruidosa de ondas creadas durante miles de millones de años por incontables pares de agujeros negros supermasivos que orbitan entre sí a través del universo. Estos objetos producen ondas gravitacionales con longitudes de onda mucho más largas que las detectadas por LIGO y Virgo, tan largas que pueden pasar años para que una sola onda pase por un detector estacionario. Entonces, mientras que LIGO y Virgo pueden detectar miles de ondas por segundo, la búsqueda de NANOGrav & # x27s requiere años de datos.

Tan tentador como es el último hallazgo, el equipo de NANOGrav no está listo para afirmar que han encontrado evidencia de un fondo de ondas gravitacionales.¿Por qué la vacilación? Para confirmar la detección directa de una firma de ondas gravitacionales, los investigadores de NANOGrav & # x27s tendrán que encontrar un patrón distintivo en las señales entre púlsares individuales. De acuerdo con la teoría de la relatividad general de Einstein, el efecto del fondo de la onda gravitacional debería influir en la sincronización de los púlsares de manera ligeramente diferente en función de sus posiciones entre sí.

En este punto, la señal es demasiado débil para que se pueda distinguir tal patrón. Impulsar la señal requerirá que NANOGrav amplíe su conjunto de datos para incluir más púlsares estudiados durante períodos de tiempo aún más largos, lo que aumentará la sensibilidad de la matriz & # x27s. NANOGrav también está agrupando sus datos con los de otros experimentos de matriz de temporización de púlsar en un esfuerzo conjunto del International Pulsar Timing Array, una colaboración de investigadores que utilizan los radiotelescopios más grandes del mundo.

"Tratar de detectar ondas gravitacionales con una matriz de temporización de púlsar requiere paciencia", dijo Scott Ransom, del Observatorio Nacional de Radioastronomía y actual presidente de NANOGrav. “Actualmente estamos analizando más de una docena de años de datos, pero una detección definitiva probablemente llevará un par más. Es genial que estos nuevos resultados sean exactamente lo que esperaríamos ver a medida que nos acercamos a la detección. & Quot;


¿Qué hace un planeta? Lecciones aprendidas 14 años después de la degradación de Plutón

Aunque ahora creemos que entendemos cómo se formaron el Sol y nuestro sistema solar, esta primera vista es una. [+] solo ilustración. En lo que respecta a lo que vemos hoy, todo lo que nos queda son los supervivientes. Lo que existía en las primeras etapas era mucho más abundante que lo que sobrevive hoy.

LABORATORIO DE FÍSICA APLICADA DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS / INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN DEL SUROESTE (JHUAPL / SWRI)

En 2006, el último planeta de nuestro Sistema Solar sufrió un insulto inolvidable, ya que Plutón, conocido durante generaciones como nuestro noveno planeta, fue degradado al estado de planeta enano. Una serie de descubrimientos de telescopios terrestres y espaciales habían revelado gran parte de lo que había más allá de Neptuno, y Plutón encajaba mucho mejor como miembro estándar de estos objetos del cinturón de Kuiper que con cualquiera de los otros ocho planetas. Como resultado, la nueva definición de la Unión Astronómica Internacional degradó a Plutón al estado de "planeta enano", incluso cuando la misión New Horizons ya estaba en camino.

En los 14 años transcurridos desde entonces, sin embargo, hemos hecho una gran cantidad de descubrimientos. Seguimos encontrando, identificando y caracterizando objetos en el cinturón de Kuiper. New Horizons visitó Plutón y reveló este mundo exterior como nunca antes. Además, misiones como Kepler y TESS de la NASA han encontrado miles de nuevos exoplanetas, mientras que observaciones independientes han descubierto una población interestelar de planetas rebeldes sospechosos desde hace mucho tiempo: planetas sin estrellas madre. Todavía es un tema controvertido en la actualidad, pero esto es lo que sabemos sobre los planetas de nuestro Universo.

Las regiones de formación de estrellas, como esta en la Nebulosa Carina, pueden formar una gran variedad de masas estelares. [+] si pueden colapsar lo suficientemente rápido. Dentro de la 'oruga' hay una protoestrella, pero se encuentra en las etapas finales de formación, ya que la radiación externa evapora el gas más rápidamente de lo que la estrella recién formada puede acumularlo. También debería haber muchos protoplanetas jóvenes en su interior.

NASA, ESA, N. Smith, Universidad de California, Berkeley y The Hubble Heritage Team. STScI / AURA

Lo primero que todos debemos entender es de dónde vienen los planetas. Siempre que tenga una gran nube de gas molecular en el espacio, tiene el potencial de convertirse en una verdadera fábrica para formar nuevos planetas. La forma en que lo hemos concebido con mayor frecuencia es la forma en que pensamos que le sucedió a nuestro Sistema Solar hace mucho tiempo:

  • una fría nube de gas colapsa por su propia gravedad,
  • que se fragmenta en varios grupos,
  • los cúmulos más grandes, densos y de mayor masa conducen a estrellas,
  • que encienden la fusión nuclear, forman un disco circunestelar, y ese disco tiene sus propias imperfecciones gravitacionales, lo que conduce a planetas y, a veces, a sistemas de estrellas múltiples.

La verdad sin filtrar detrás del magnetismo humano, las vacunas y el COVID-19

Explicado: Por qué la "luna de fresa" de esta semana será tan baja, tan tardía y tan luminosa

Marte, Venus y una "luna de fresa súper solsticio" brillan en el crepúsculo: lo que puedes ver en el cielo nocturno esta semana

En los últimos años, los telescopios que se especializan en observaciones de longitudes de onda largas, como las bandas infrarrojas o de microondas / radio, han revelado que estos planetas forman "huecos" en estos discos protoplanetarios por primera vez. Gracias a estas innovadoras observaciones astronómicas, podemos observar el proceso de formación de los planetas en acción.

20 nuevos discos protoplanetarios, según la imagen de Disk Substructures at High Angular Resolution Project. [+] (DSHARP) colaboración, mostrando cómo se ven los sistemas planetarios recién formados. Los huecos en el disco son probablemente las ubicaciones de los planetas recién formados, y los huecos más grandes probablemente correspondan a los protoplanetas más masivos.

S. M. Andrews y col. y la colaboración DSHARP, arXiv: 1812.04040

En una etapa posterior, podemos observar los sistemas planetarios maduros que terminan formándose alrededor de estas estrellas. Los tres métodos principales por los que observamos estos sistemas exoplanetarios son:

  1. el método de tránsito, donde los planetas pasan periódicamente entre una estrella distante y nuestros telescopios,
  2. el método de oscilación estelar, en el que la atracción gravitacional de un planeta sobre su estrella provoca un desplazamiento al rojo / azul periódico a la luz de la estrella,
  3. e imágenes directas, que pueden revelar planetas brillantes que están bien separados de su estrella madre.

Lo que hemos aprendido es absolutamente fascinante. Los planetas vienen en una amplia variedad de tamaños, desde más pequeños que Marte y Mercurio hasta más grandes que Júpiter, y orbitan a una amplia variedad de distancias. Los planetas gigantes y rocosos pueden coexistir dentro del mismo sistema solar a cualquier distancia que deseen. Nuestro Sistema Solar, con planetas rocosos internos y planetas gigantes gaseosos externos, ni siquiera es la opción más común.

Hoy, como se muestra en la figura 10, conocemos más de 3500 exoplanetas confirmados, con más de 2500 de. [+] los encontrados en los datos de Kepler. Estos planetas varían en tamaño desde más grandes que Júpiter hasta más pequeños que la Tierra, con la mayoría de ellos entre el tamaño de la Tierra y Neptuno.

NASA / Ames Research Center / Jessie Dotson y Wendy Stenzel

Hemos aprendido que la combinación de masa / tamaño más común para un planeta es intermedia entre Venus / Tierra y Urano / Neptuno: una clase de mundos a la que se le dio el nombre de "super-Tierra" desde el principio. Durante años, a principios de la década de 2010, una pregunta sobre la que se preguntaron los astrónomos fue: "¿Por qué no tenemos una súper Tierra en nuestro Sistema Solar?"

Pero resultó que era la pregunta equivocada, como revelaron mejores datos. La misión Kepler de la NASA pudo revelar el radio y los parámetros orbitales de miles de nuevos exoplanetas, pero se requirieron observaciones de seguimiento (principalmente utilizando el método de oscilación estelar) para conocer las masas de esos exoplanetas. Cuando los trazamos todos, aprendimos algo fascinante.

En lugar de la clase artificial de "super-Tierra" que habíamos inventado, solo había tres clases de planetas:

  1. planetas terrestres, que eran rocosos y tenían sólo atmósferas delgadas,
  2. Gigantes parecidos a Neptuno, que tenían importantes envolturas de hidrógeno / helio,
  3. y gigantes como Júpiter, que estaban dominados por el gas pero también exhibían autocompresión gravitacional.

Cuando mapeamos los planetas que hemos observado y medido tanto su masa física como su. [+] radio físico, encontramos que caen en solo tres categorías: similares a terrestres, neptunianos o jovianos. Todo lo que sea más pesado que un mundo joviano enciende la fusión en su núcleo y se convierte en una estrella. Existe cierta incertidumbre en cuanto a los límites de estas categorías.

Eso es todo, al menos para los planetas que orbitan alrededor de estrellas. ¿Pero tienes que estar orbitando alrededor de una estrella para ser considerado un planeta?

No necesariamente. En teoría, hay dos formas de tener lo que llamamos un "planeta rebelde" o un planeta sin una estrella madre. Tu también puedes:

  • formar un planeta como parte de un sistema solar, y luego hacer que las interacciones gravitacionales lo expulsen,
  • o no reunir suficiente masa para formar una estrella en una porción de una nube de gas, formando un planeta que nunca tuvo una estrella madre.

Sospechamos que, por cada sistema solar como el nuestro que se forma, se forman y expulsan un mundo del tamaño de Urano y de cinco a diez mundos terrestres, enviados al espacio interestelar mediante interacciones gravitacionales. Durante los 14 años transcurridos desde la degradación de Plutón, hemos encontrado algunos de estos planetas rebeldes: a través de microlentes (donde pasan entre la línea de visión de una estrella, iluminándola temporalmente) o, cuando tenemos más suerte, por observaciones infrarrojas directas.

El candidato a planeta deshonesto CFBDSIR2149, según se muestra en el infrarrojo, es un mundo gigante gaseoso que emite. [+] luz infrarroja pero no tiene estrella u otra masa gravitacional que orbita. Se desconoce si se trata de un planeta expulsado de un sistema solar anterior o si se trata de un planeta que se formó sin una estrella madre.

Sin embargo, la ciencia de la microlente está todavía en su infancia, pero está a punto de mejorar enormemente con la próxima generación de telescopios, y el Observatorio Vera Rubin en particular. Los planetas rebeldes que están ahí fuera están más allá del alcance de las imágenes directas, pero deberían estar flotando por toda la galaxia. Cuando pasan a través de la línea de visión que conecta nuestros telescopios con una estrella, deberían causar un brillo característico y breve, que debería permitirnos comenzar a estimar cuántos de ellos (y qué masas tienen) están ahí fuera.

En teoría, los planetas deshonestos expulsados ​​son la gran minoría, la abrumadora mayoría de ellos debería provenir del escenario de "formación estelar fallida". Según un estudio de 2012, por cada estrella que se formó en nuestra galaxia, deberíamos tener entre 100 y 100.000 de estos planetas rebeldes que también se forman. Están destinados para siempre a vagar, sin padres, a través del espacio interestelar.

Cuando un objeto masivo pasa entre nuestra línea de visión y una fuente luminosa distante, hay un. [+] brillo y atenuación que se producirán basándose únicamente en la geometría y la masa del objeto intermedio (lente). A través de este mecanismo, pudimos estimar la población de masas en nuestra galaxia y no encontramos evidencia de una brecha de masa, sino más bien ver una serie de candidatos interesantes en ese rango de masa. No conocemos la naturaleza ni el origen de estos objetos, solo sus masas.

INSTITUTO DE CIENCIAS EXOPLANET DE LA NASA / JPL-CALTECH / IPAC

Al mismo tiempo, nuestra visita a Plutón con la nave espacial New Horizons nos ha revelado exactamente cómo es este distante planeta enano. El mundo es geológicamente fascinante, con su propia atmósfera con neblinas, montañas de hielo y llanuras que flotan sobre un océano líquido espeso, patrones climáticos nevados y una superficie compleja y variada que evoluciona con el tiempo. En muchos sentidos, es más complejo y tiene más potencial para reacciones químicas interesantes, posiblemente incluso con actividad biológica, que los planetas auténticos como Mercurio.

Su sistema lunar, ahora podemos concluir, probablemente se formó como resultado de un impacto gigante, con el gran Caronte y las cuatro lunas exteriores más pequeñas orbitando en resonancia entre sí. Es el objeto más grande en el cinturón de Kuiper ahora que se ha confirmado que Eris es un 1% más pequeño y Triton, el antiguo cuerpo más grande, ha sido capturado por Neptuno. En términos de tamaño, Plutón es realmente el rey actual del cinturón de Kuiper.

Plutón y su imagen compuesta de la luna Caronte unida a partir de muchas imágenes de New Horizons. Nuevo . [+] Horizons ha sido la misión más exitosa jamás enviada al cinturón de Kuiper, y viajará más allá de él por completo en algún momento de las próximas décadas.

NASA / Nuevos Horizontes / LORRI

Sin embargo, está bastante claro que Plutón es muy diferente en términos de propiedades físicas, historia de formación y ubicación que todos los demás planetas. Tiene la misma composición que otros objetos del cinturón de Kuiper, con una densidad baja y una atmósfera creada por los volátiles que interactúan con la radiación solar. No domina su órbita, sino que tiene una masa extremadamente baja y un tamaño pequeño. Tiene mucho más en común con Eris, Makemake, Haumea y los otros grandes objetos transneptunianos que cualquiera de los planetas.

De hecho, solo cumple con dos de los tres criterios que la Unión Astronómica Internacional estableció en su definición de planeta (en nuestro Sistema Solar). Dijeron que un planeta debe:

  1. tiene suficiente gravedad para alcanzar el equilibrio hidrostático: esférico si no está girando, esferoidal si lo está,
  2. orbitar el Sol y ningún otro cuerpo (es decir, no ser una luna),
  3. y debe despejar su órbita de otros cuerpos masivos en la escala de tiempo de la vida del Sol.

Plutón no se acerca a cumplir el tercer criterio, por lo que solo aquellos que se rigen por definiciones geofísicas, donde se ignoran la ubicación y la historia de la formación, todavía consideran a Plutón como un planeta de alguna manera.

Cuando clasifica todas las lunas, planetas pequeños y planetas enanos de nuestro Sistema Solar, puede ver eso. [+] muchos de los objetos no planetarios más grandes son lunas, y algunos son objetos del cinturón de Kuiper. Plutón es claramente diferente a los mundos planetarios en términos de masa, tamaño, densidad y composición, así como en ubicación.

MONTAJE DE EMILY LAKDAWALLA. DATOS DE NASA / JPL, JHUAPL / SWRI, SSI, Y UCLA / MPS / DLR / IDA, PROCESADOS POR GORDAN UGARKOVIC, TED STRYK, BJORN JONSSON, ROMAN TKACHENKO Y EMILY LAKDAWALLA

Con la reciente explosión en nuestro conocimiento de los sistemas exoplanetarios, los astrónomos comenzaron a preguntarse si había una manera de extender nuestra definición de "planeta" a otros sistemas solares. No es posible medir la forma de un planeta que orbita a otra estrella, ya que solo parecen puntos desde nuestra perspectiva. Tampoco es posible determinar si un planeta potencial ha despejado su órbita o no, ya que los cuerpos más pequeños que podrían orbitar una estrella distante no se pueden observar.

Afortunadamente, al astrónomo Jean-Luc Margot se le ocurrió un método muy inteligente que se basaba únicamente en medir la masa y las propiedades orbitales de un exoplaneta para determinar si cumplía con los criterios de la IAU o no. La gravedad funciona de la misma manera en todas partes del Universo y en la galaxia, por lo que para cualquier distancia en particular, hay una masa mínima que limpiará su órbita en la escala de tiempo de la vida de una estrella. Los 8 planetas del Sistema Solar están todos en Plutón está claramente fuera. Curiosamente, si el sistema Tierra-Luna fuera reemplazado por nuestra Luna sola, estaría justo en el límite de lo que constituye (o no constituye) un planeta.

Si exige que un exoplaneta cumpla con los mismos criterios planetarios que el Astronómico Internacional. [+] Unión definida para nuestro sistema solar, puedes determinar cuáles son esas relaciones midiendo solo la masa del exoplaneta y la distancia orbital. Las líneas representan lo que es (arriba) y lo que no es (debajo) un planeta, según estos criterios.

Margot (2015), a través de http://arxiv.org/abs/1507.06300

Cuando reunimos toda esta información, surge una perspectiva fascinante. Plutón, desde una perspectiva puramente geofísica, es un mundo fascinante por derecho propio. Es probable que

Diez o más objetos parecidos a Plutón en todos los sistemas solares como el nuestro, pero ninguno de ellos cumplirá los criterios de planeamiento que hemos establecido, ya que ninguno de ellos dominará sus órbitas lo suficiente. Los planetas mismos solo vienen en tres variedades: mundos terrestres, gigantes como Neptuno y gigantes como Júpiter que exhiben autocompresión. Dentro de un sistema solar, nada más cumple con los estándares que hemos establecido.

Pero fuera de un sistema solar, billones y billones de planetas rebeldes, que en sí mismos no cumplen con la definición de planeta, deambulan por el espacio interestelar. No sabemos cuántos hay, cómo se ven sus distribuciones de masa, o qué fracción de ellos alguna vez fueron "planetas verdaderos" como parte de un sistema solar en comparación con los que nacieron sin una estrella madre.

Plutón, desde la perspectiva de un astrónomo, nunca fue un planeta en absoluto. Pero el Universo, no importa cómo clasifique los objetos dentro de él, es mucho más rico debido a los cuerpos rocosos y helados presentes en él.


¿Tatooines reales? Evidencia encontrada de la formación de un planeta rocoso alrededor de la estrella doble

Los astrónomos han encontrado evidencia de asteroides rotos que orbitan alrededor de un par de estrellas, una nueva y fuerte señal de que son posibles mundos rocosos con soles gemelos como el mundo natal ficticio de Luke Skywalker, Tatooine.

Este hallazgo también sugiere que los planetas rocosos podrían sobrevivir a la muerte de sus estrellas, dijeron los investigadores del nuevo estudio.

Aunque la Tierra orbita alrededor de una sola estrella, casi la mitad de las estrellas similares al Sol están en sistemas binarios, que están formados por un par de estrellas que orbitan entre sí. De hecho, hay muchos sistemas de tres estrellas, e incluso algunos albergan hasta siete estrellas. [¿Tatooine encontrado? & ndash Planeta con soles gemelos descubiertos (vídeo)]

Los mundos que orbitan estrellas binarias, como Tatooine del universo "Star Wars", se conocen como planetas circumbinarios. En 2011, los investigadores descubrieron el primer mundo extraterrestre de la vida real alrededor de dos estrellas, Kepler-16b: un gigante gaseoso que orbita la estrella Kepler-16 a unos 200 años luz de la Tierra.

Hasta ahora, todos los planetas circumbinarios conocidos son gigantes gaseosos, similares a Júpiter. Los científicos han debatido si son posibles planetas circumbinarios rocosos como Tatooine.

"Construir planetas rocosos alrededor de dos soles es un desafío porque la gravedad de ambas estrellas puede empujar y tirar tremendamente, evitando que pedazos de roca y polvo se peguen y crezcan hasta convertirse en planetas en toda regla", dijo Jay Farihi, autor principal del estudio y astrofísico. El equipo de investigación descubrió los restos de asteroides destrozados que orbitan alrededor de un sistema binario, lo que sugiere que podrían existir planetas rocosos allí, dijo Farihi. Además, estos hallazgos sugieren que los sistemas planetarios circumbinarios con mundos rocosos pueden incluso "sobrevivir a la muerte de una de las estrellas", dijo el coautor del estudio Boris G & aumlnsicke, astrofísico de la Universidad de Warwick en Inglaterra.

Los astrónomos examinaron un sistema llamado SDSS 1557 ubicado a unos 1.000 años luz de la Tierra. Inicialmente pensaron que solo contenía una enana blanca, que es el tenue remanente quemado de una estrella. El sol y más del 90 por ciento de todas las estrellas de la Vía Láctea terminarán como enanas blancas, que tienen masas del 40 al 90 por ciento de las del sol, pero solo del mismo diámetro que la Tierra.

Utilizando el telescopio Gemini Observatory South y el Very Large Telescope European Southern Observatory, ambos ubicados en Chile, los investigadores analizaron el espectro de luz del SDSS 1557. La longitud de onda de la luz vista desde una estrella puede proporcionar información sobre su química y su entorno.

Los investigadores detectaron luz infrarroja excesiva, lo que sugiere que SDSS 1557 poseía un disco de desechos planetarios cargados con silicio y magnesio a unos 2,1 millones de kilómetros de la enana blanca. Además, calcularon que alrededor de 110 mil millones de toneladas (100 mil millones de toneladas métricas) de polvo han llovido sobre la enana blanca desde su descubrimiento en 2010, igual a los restos de un trozo de roca del tamaño de un asteroide, o planetesimal, al menos 2.5 millas ( 4 km) de diámetro.

"Hace bastante poco, un planetesimal rocoso se acercó demasiado a la enana blanca, destrozado por su enorme gravedad, y formó el anillo de escombros que vemos", dijo G & aumlnsicke a Space.com.

Pero luego, el coautor del estudio, Steven Parsons, de la Universidad de Sheffield en Inglaterra, notó que la enana blanca se tambaleaba regularmente de un lado a otro. "Esto inmediatamente implicó que no estábamos mirando a una sola enana blanca, sino a una enana blanca con una estrella compañera", dijo G & aumlnsicke.

La enana blanca se movía a velocidades de aproximadamente 144.000 km / h (89.500 mph). La fuerza de la atracción gravitacional que causa este bamboleo fue demasiado para que el compañero sea un planeta, pero demasiado poca para que sea una estrella adecuada, dijo G & aumlnsicke.

En cambio, los investigadores sugieren que la compañera de la enana blanca es una enana marrón con una masa equivalente a unos 65 Júpiter. "Las enanas marrones están a medio camino entre las estrellas y los planetas gaseosos gigantes", dijo G & aumlnsicke. "Son demasiado pequeñas para iniciar la quema de hidrógeno, el proceso que impulsa al sol y la mayoría de las otras estrellas. Sin embargo, logran quemar deuterio, otro sabor del hidrógeno, y por eso se diferencian de los planetas que no producen energía por sí mismos". [Enanas marrones: Explicación de las extrañas estrellas fallidas del universo (infografía)]

En el sistema solar, el cinturón de asteroides contiene los bloques de construcción sobrantes de la formación de la Tierra y los otros planetas rocosos. "Con el descubrimiento de restos de asteroides en el sistema SDSS 1557, vemos firmas claras del ensamblaje de planetas rocosos a través de grandes asteroides que se formaron, lo que nos ayuda a comprender cómo se forman los exoplanetas rocosos en sistemas de estrellas dobles", dijo Farihi en el comunicado.

"No pensamos ni remotamente en la posibilidad de que pudiéramos encontrar un sistema planetario circumbinario", dijo G & aumlnsicke. "Ahora que encontramos la primera, veremos más de cerca otras enanas blancas en binarios cercanos para ver si se trata de algo único o si estos sistemas son más comunes".

Los investigadores sugieren que este sistema binario tuvo un pasado turbulento. Calcularon que los dos miembros del sistema binario alguna vez estuvieron significativamente más lejos el uno del otro de lo que están hoy. Sin embargo, cuando el progenitor de la enana blanca terminó de quemar su combustible de hidrógeno, se hinchó para convertirse en una estrella gigante roja, "envolviendo a la enana marrón y acercándola a ella debido a la fricción en su envoltura de gas", dijo G & aumlnsicke.

Ahora los dos miembros del sistema binario "están separados por unas 300.000 millas [482.000 km]", dijo G & aumlnsicke. "Eso no es mucho más que la distancia entre la Tierra y la Luna". Que los escombros rocosos orbitan este sistema binario es un indicio de que los planetas rocosos también podrían haber sobrevivido a la muerte de al menos un miembro de un sistema binario: "SDSS 1557 añade otra dimensión a las posibles arquitecturas en las que pueden existir sistemas planetarios", dijo G & aumlnsicke.

Aunque estos nuevos hallazgos sugieren que se están formando o se han formado planetas rocosos alrededor del SDSS 1557, "detectar planetas que probablemente orbitan este binario más lejos será muy, muy difícil", dijo G & aumlnsicke. Un método común utilizado para encontrar planetas & mdash buscando tirones en la estrella por la atracción gravitacional de un planeta & mdash "no es realmente posible aquí porque la enana blanca es muy débil", explicó. "El otro método, buscar la atenuación periódica cuando un planeta cruza la estrella, podría funcionar en principio, pero solo si la órbita de dicho planeta está finamente alineada con nuestra línea de visión hacia el sistema, lo cual es poco probable, e incluso entonces, podría llevar años o décadas de datos ".

"Sin embargo, todavía hay mucho que podemos aprender sobre el sistema planetario en SDSS1557", agregó G & aumlnsicke. Los investigadores planean usar el telescopio espacial Hubble para analizar la luz ultravioleta de la enana blanca, "a partir de la cual podremos medir con mucha precisión la composición química del planetesimal que se tritura", dijo. "Eso nos dirá si era similar a los asteroides en el sistema solar, tal vez si le quedaba algo de agua, o tal vez si tenía una configuración química mucho más exótica. Y una vez que se lance el telescopio espacial James Webb, podemos estudiar el composición y tamaño de los granos de polvo ".

"Además de eso, hay mucho trabajo teórico por hacer y mdash todos los modelos para los sistemas planetarios evolucionados alrededor de las enanas blancas se han desarrollado hasta ahora para las enanas blancas individuales", dijo G & Aumlnsicke. "Ahora tenemos que preguntar, '¿Cómo se lanza un planetesimal cerca de la enana blanca dentro del binario? ¿Cómo ocurrió la interrupción? ¿Cómo llegó el polvo que vemos ahora a su ubicación?'"

Los científicos detallaron sus hallazgos en línea ayer (27 de febrero) en la revista Nature Astronomy.


Contenido

Diciembre de 2012 marcó la conclusión de un bʼakʼtun—Un período de tiempo en el calendario mesoamericano de cuenta larga, utilizado en Centroamérica antes de la llegada de los europeos. Aunque la Cuenta Larga probablemente fue inventada por los olmecas, [14] se ha asociado estrechamente con la civilización maya, cuyo período clásico duró del 250 al 900 d. C. [15] El sistema de escritura de los mayas clásicos ha sido sustancialmente descifrado, [16] lo que significa que un corpus de su material escrito e inscrito ha sobrevivido desde antes de la conquista europea.

A diferencia de los 260 días tzolkʼin que todavía se utiliza hoy en día entre los mayas, la cuenta larga era lineal en lugar de cíclica, y mantenía el tiempo aproximadamente en unidades de 20:20 días uinal, 18 uinales (360 días) hicieron un tonel, 20 tuns hicieron un kʼatun, y 20 kʼatunes (144.000 días o aproximadamente 394 años) componían una bʼakʼtun. Así, la fecha maya de 8.3.2.10.15 representa 8 bʼakʼtuns, 3 kʼatuns, 2 tuns, 10 uinals y 15 días. [17] [18]

Apocalipsis editar

Existe una fuerte tradición de "edades del mundo" en la literatura maya, pero el registro ha sido distorsionado, dejando varias posibilidades abiertas a la interpretación. [19] Según el Popol Vuh, una compilación de los relatos de la creación de los mayas kʼicheʼ de las tierras altas de la era colonial, vivimos en el cuarto mundo. [20] El Popol Vuh describe a los dioses creando primero tres mundos fallidos, seguidos de un cuarto mundo exitoso en el que se colocó a la humanidad. En la Cuenta Larga Maya, el mundo anterior terminó después de 13 bʼakʼtuns, o aproximadamente 5.125 años. [21] [Nota a] La "fecha cero" de la Cuenta Larga [Nota b] [Nota c] se estableció en un punto del pasado que marca el final del tercer mundo y el comienzo del actual, que corresponde al 11 de agosto. 3114 a. C. en el proléptico calendario gregoriano. [22] [2] Esto significa que el cuarto mundo llegó al final de su decimotercer bʼakʼtun, o fecha maya 13.0.0.0.0, el 21 de diciembre de 2012. En 1957, la astrónoma y maya Maud Worcester Makemson escribió que "la finalización de un El Gran Período de 13 bʼakʼtuns habría sido de suma importancia para los mayas ". [23] En 1966, Michael D. Coe escribió en Los mayas que "hay una sugerencia. de que el Armagedón alcanzaría a los pueblos degenerados del mundo y a toda la creación en el último día del 13 [bʼakʼtun]. Por lo tanto, nuestro universo actual [sería] aniquilado. cuando el Gran Ciclo de la Cuenta Larga llega a su finalización ". [24] [Nota e]

Objeciones Editar

La interpretación de Coe fue repetida por otros académicos a principios de la década de 1990. [25] En contraste, investigadores posteriores dijeron que, si bien el final del 13º bʼakʼtun quizás sería motivo de celebración, [8] no marcó el final del calendario. [26] "No hay nada en la profecía maya, azteca o mesoamericana antigua que sugiera que profetizaron un cambio repentino o importante de cualquier tipo en 2012", dijo el erudito maya Mark Van Stone. "La noción de un 'Gran Ciclo' llegando a su fin es completamente una invención moderna". [27] En 1990, los eruditos mayas Linda Schele y David Freidel argumentaron que los mayas "no concibieron esto como el fin de la creación, como muchos han sugerido". [28] Susan Milbrath, curadora de Arte y Arqueología Latinoamericana en el Museo de Historia Natural de Florida, declaró que, "No tenemos registro o conocimiento de que [los mayas] pensarían que el mundo llegaría a su fin" en 2012. [ 8] Sandra Noble, directora ejecutiva de la Fundación para el Avance de los Estudios Mesoamericanos, dijo: "Para los antiguos mayas, fue una gran celebración llegar al final de todo un ciclo" y, "El fenómeno de 2012 es un fabricación completa y una oportunidad para que mucha gente saque provecho ". [8] "Habrá otro ciclo", dijo E. Wyllys Andrews V, director del Instituto de Investigación Medio Americano de la Universidad de Tulane. "Sabemos que los mayas pensaban que había uno antes de esto, y eso implica que se sentían cómodos con la idea de otro después de este". [29] Al comentar sobre el nuevo calendario encontrado en Xultún, un arqueólogo dijo: "Los antiguos mayas predijeron que el mundo continuaría; que dentro de 7.000 años las cosas serían exactamente así. Seguimos buscando finales. Los mayas estaban buscando un Garantizar que nada cambiará. Es una mentalidad completamente diferente ". [30]

Varias personas prominentes que representaban a los mayas de Guatemala condenaron la sugerencia de que el mundo terminaría con el decimotercer bʼakʼtun. Ricardo Cajas, presidente de la Colectivo de Organizaciones Indígenas de GuatemalaDijo que la fecha no representa un fin de la humanidad sino que el nuevo ciclo "supone cambios en la conciencia humana". Martín Sacalxot, de la Defensoría del Pueblo de Guatemala (Procurador de los Derechos Humanos), dijo que el fin del calendario no tiene nada que ver con el fin del mundo ni con el año 2012. [31]

Asociaciones anteriores Editar

La asociación europea de los mayas con la escatología se remonta a la época de Cristóbal Colón, quien estaba compilando un trabajo llamado Libro de las profecías durante el viaje en 1502 cuando escuchó por primera vez sobre la "Maia" en Guanaja, una isla frente a la costa norte de Honduras. [32] Influenciado por los escritos del obispo Pierre d'Ailly, Colón creyó que su descubrimiento de las tierras "más lejanas" (y, por extensión, los mismos mayas) estaba profetizado y provocaría el Apocalipsis. Los temores del fin de los tiempos se generalizaron durante los primeros años de la conquista española como resultado de las predicciones astrológicas populares en Europa de un segundo Gran Diluvio para el año 1524. [32]

En la década de 1900, el erudito alemán Ernst Förstemann interpretó la última página del Códice de Dresde como una representación del fin del mundo en una inundación cataclísmica. Hizo referencia a la destrucción del mundo y un apocalipsis, aunque no hizo referencia al decimotercer bʼakʼtun o 2012 y no estaba claro que se estuviera refiriendo a un evento futuro. [33] Sus ideas fueron repetidas por el arqueólogo Sylvanus Morley, [34] quien parafraseó directamente a Förstemann y agregó sus propios adornos, escribiendo: "Finalmente, en la última página del manuscrito, se representa la Destrucción del Mundo. Aquí, de hecho, Se retrata con un toque gráfico el cataclismo final que todo lo envuelve "en forma de una gran inundación". Estos comentarios se repitieron más tarde en el libro de Morley, Los antiguos mayas, cuya primera edición se publicó en 1946. [32]

No se sabe con certeza qué significado le dio el maya clásico al decimotercer bʼakʼtun. [35] La mayoría de las inscripciones mayas clásicas son estrictamente históricas y no hacen declaraciones proféticas. [35] Sin embargo, dos elementos del corpus clásico maya sí mencionan el final del decimotercer bʼakʼtun: el Monumento 6 de Tortuguero y la Escalera Jeroglífica 12 de La Corona.

Tortuguero Editar

El sitio de Tortuguero, que se encuentra en el extremo sur de Tabasco, México, data del siglo VII d.C. y consta de una serie de inscripciones en su mayoría en honor al gobernante contemporáneo Bahlam Ahau. Una inscripción, conocida como Monumento 6 de Tortuguero, es la única inscripción conocida que se refiere a bʼakʼtun 13 con algún detalle. Ha sido parcialmente desfigurado Sven Gronemeyer y Barbara MacLeod han dado esta traducción:

tzuhtzjo꞉m uy-u꞉xlaju꞉n pik
chan ajaw u꞉x uni꞉w
uhto꞉m il [?]
yeʼni / ye꞉n bolon yokte '
ta chak joyaj

Se completará el 13 bʼakʼtun.
Son 4 Ajaw 3 Kʼankʼin
y sucederá un 'ver' [?].
Es la exhibición de Bʼolon-Yokte '
en una gran "investidura". [36]

Se sabe muy poco sobre el dios Bʼolon Yokteʼ. Según un artículo de los mayas Markus Eberl y Christian Prager en Informes antropológicos británicos, su nombre está compuesto por los elementos "nueve", ʼOK-teʼ (cuyo significado se desconoce) y "dios". La confusión en las inscripciones del período clásico sugiere que el nombre ya era antiguo y desconocido para los escribas contemporáneos. [37] También aparece en inscripciones de Palenque, Usumacinta y La Mar como un dios de la guerra, el conflicto y el inframundo. En una estela se le representa con una cuerda atada al cuello, y en otra con una bolsa de incienso, significando juntos un sacrificio para poner fin a un ciclo de años. [38]

Basándose en observaciones de los rituales mayas modernos, Gronemeyer y MacLeod afirman que la estela se refiere a una celebración en la que una persona que representa a Bolon Yokteʼ Kʼuh fue envuelta en ropas ceremoniales y desfilaron por el sitio. [39] [40] Señalan que la asociación de Bolon Yokteʼ Kʼuh con bʼakʼtun 13 parece ser tan importante en esta inscripción que reemplaza a celebraciones más típicas como "erección de estelas, esparcimiento de incienso", etc. Además, afirman que este evento fue efectivamente planeado para 2012 y no para el siglo VII. [41] El erudito maya Stephen Houston refuta este punto de vista argumentando que las fechas futuras en las inscripciones mayas simplemente tenían la intención de establecer paralelismos con eventos contemporáneos, y que las palabras en la estela describen una escena contemporánea más que futura. [42]

La Corona Modificar

En abril-mayo de 2012, un equipo de arqueólogos desenterró una inscripción previamente desconocida en una escalera en el sitio de La Corona en Guatemala. La inscripción, en lo que se conoce como Escalera Jeroglífica 12, describe el establecimiento de una corte real en Calakmul en el 635 d.C., y compara la finalización reciente de 13 kʼatunes con la futura finalización del 13º bʼakʼtun. No contiene especulaciones ni profecías sobre lo que los escribas creían que sucedería en ese momento. [43]

Fechas posteriores a bʼakʼtun 13 Editar

Las inscripciones mayas ocasionalmente mencionan eventos futuros predichos o conmemoraciones que ocurrirían en fechas mucho más allá de la finalización del decimotercer bʼakʼtun. La mayoría de estos tienen la forma de "fechas de distancia", fechas de Cuenta Larga junto con un número adicional, conocido como Número de Distancia, que cuando se agrega a ellos se convierte en una fecha futura. En el panel oeste del Templo de las Inscripciones en Palenque, una sección de texto se proyecta hacia la 80ª Ronda del Calendario de 52 años desde la coronación del gobernante Kʼinich Janaabʼ Pakal. La adhesión de Pakal se produjo el 9.9.2.4.8, equivalente al 27 de julio de 615 d. C. en el proléptico calendario gregoriano. La inscripción comienza con la fecha de nacimiento de Pakal de 9.8.9.13.0 (24 de marzo, 603 d.C. Gregoriano) y luego agrega el número de distancia 10.11.10.5.8, [44] llegando a una fecha del 21 de octubre de 4772 d.C., más de 4.000 años después de la época de Pakal. [27] [44] [45]

Otro ejemplo es la Estela 1 en Coba, que marca la fecha de creación como 13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.13.0.0.0.0, o diecinueve unidades por encima de bʼakʼtun. Según Linda Schele, estos 13 representan "el punto de partida de un enorme odómetro de tiempo", y cada uno actúa como un cero y se restablece a 1 a medida que aumentan los números. [28] [Nota c] Por lo tanto, esta inscripción anticipa que el universo actual durará al menos 20 21 × 13 × 360 días, [46] o aproximadamente 2.687 × 10 28 años un lapso de tiempo igual a 2 quintillones de veces la edad del universo según lo determinado por cosmólogos. Otros han sugerido, sin embargo, que esta fecha marca la creación como ocurrida después de ese lapso de tiempo. [46] [47]

En 2012, los investigadores anunciaron el descubrimiento de una serie de tablas astronómicas mayas en Xultún, Guatemala, que trazan los movimientos de la Luna y otros cuerpos astronómicos a lo largo de 17 bʼakʼtuns. [30] [48] [49]

Muchas afirmaciones sobre el año 2012 forman parte del mayanismo, una colección no codificada de creencias de la Nueva Era sobre la sabiduría y la espiritualidad mayas antiguas. [50] El término es distinto de "maya", que se usa para referirse a un erudito académico de los mayas. [51] [52] El arqueoastrónomo Anthony Aveni dice que si bien la idea de "equilibrar el cosmos" fue prominente en la literatura maya antigua, el fenómeno de 2012 no se basó en esas tradiciones. En cambio, estaba ligado a conceptos estadounidenses como el movimiento New Age, el milenarismo de 2012 y la creencia en el conocimiento secreto de tiempos y lugares lejanos. [53] Los temas encontrados en la literatura de 2012 incluyeron "sospecha hacia la cultura occidental dominante", la idea de evolución espiritual y la posibilidad de llevar al mundo a la Nueva Era mediante el ejemplo individual o la conciencia unida de un grupo. La intención general de esta literatura no era advertir sobre la ruina inminente, sino "fomentar simpatías contraculturales y, finalmente, activismo sociopolítico y 'espiritual'". [54] Aveni, quien ha estudiado la Nueva Era y la búsqueda de comunidades de inteligencia extraterrestre (SETI), describe las narrativas de 2012 como el producto de una sociedad "desconectada": "Incapaces de encontrar respuestas espirituales a las grandes preguntas de la vida dentro de nosotros mismos, nos dirigimos hacia entidades imaginadas que se encuentran lejos en el espacio o el tiempo, entidades que simplemente podrían estar en posesión de un conocimiento superior ". [55]

Orígenes Editar

En 1975, el final de bʼakʼtun 13 se convirtió en tema de especulación por parte de varios autores de la Nueva Era, quienes afirmaron que correspondería con una "transformación de la conciencia" global. En Mística de México: la próxima sexta edad de la conciencia, Frank Waters relacionó la fecha original de Coe del 24 de diciembre de 2011 [Nota e] con la astrología y las profecías de los Hopi, [56] mientras que tanto José Argüelles (en La visión transformadora) [57] y Terence McKenna (en El paisaje invisible) [58] [59] discutieron la importancia del año 2012 sin mencionar un día específico. Algunas investigaciones [60] sugieren que tanto Argüelles como McKenna fueron fuertemente influenciados a este respecto por el mayanismo del autor estadounidense William S. Burroughs, quien describió por primera vez el final de la Cuenta Larga Maya como un cambio apocalíptico de la conciencia humana en la década de 1960. El exterminador. [61]

En 1983, con la publicación de la tabla revisada de correlaciones de fechas de Robert J. Sharer en la cuarta edición de Morley's Los antiguos mayas, [Nota e] todos se convencieron de que el 21 de diciembre de 2012 tenía un significado significativo. Para 1987, año en que organizó el evento de Convergencia Armónica, Argüelles estaba usando la fecha 21 de diciembre de 2012 en El factor maya: camino más allá de la tecnología. [62] [63] Afirmó que el 13 de agosto de 3113 aC la Tierra comenzó un paso a través de un "rayo de sincronización galáctica" que emanaba del centro de nuestra galaxia, que pasaría a través de este rayo durante un período de 5200 tuns (Ciclos mayas de 360 ​​días cada uno), y que este rayo resultaría en "sincronización total" y "arrastre galáctico" de individuos "conectados a la batería electromagnética de la Tierra" para el 13.0.0.0.0 (21 de diciembre de 2012). Creía que los mayas alinearon su calendario para corresponder a este fenómeno. [64] Anthony Aveni ha descartado todas estas ideas. [sesenta y cinco]

En 2001, Robert Bast escribió los primeros artículos en línea sobre la posibilidad de un día del juicio final en 2012. [66] En 2006, el autor Daniel Pinchbeck popularizó los conceptos de la Nueva Era sobre esta fecha en su libro. 2012: El regreso de Quetzalcoatl, vinculando bʼakʼtun 13 con creencias en círculos de cultivos, abducción extraterrestre y revelaciones personales basadas en el uso de drogas alucinógenas y mediumnidad. [67] [68] Pinchbeck afirma discernir una "creciente comprensión de que el materialismo y la cosmovisión racional y empírica que lo acompaña ha llegado a su fecha de vencimiento. [Estamos] a punto de hacer la transición a una dispensación de la conciencia que es más intuitivo, místico y chamánico ". [6]

Alineación galáctica Editar

No hay ningún evento astronómico significativo vinculado a la fecha de inicio de la Cuenta Larga. [69] Sin embargo, su supuesta fecha final estaba ligada a fenómenos astronómicos por la literatura esotérica, marginal y de la Nueva Era que otorgaba gran importancia a la astrología, especialmente a las interpretaciones astrológicas asociadas con el fenómeno de la precesión axial. [70] [71] La principal de estas ideas es el concepto astrológico de una "alineación galáctica".

Precesión Editar

En el Sistema Solar, los planetas y el Sol se encuentran aproximadamente dentro del mismo plano, conocido como el plano de la eclíptica. Desde nuestra perspectiva en la Tierra, la eclíptica es el camino que recorre el Sol a través del cielo a lo largo del año. Las doce constelaciones que bordean la eclíptica se conocen como constelaciones zodiacales y, anualmente, el Sol pasa por todas ellas a su vez. Además, con el tiempo, el ciclo anual del Sol parece retroceder muy lentamente un grado cada 72 años, o una constelación aproximadamente cada 2.160 años. Este movimiento hacia atrás, llamado "precesión", se debe a un ligero bamboleo en el eje de la Tierra mientras gira, y se puede comparar con la forma en que se bambolea una peonza cuando se ralentiza. [72] En el transcurso de 25.800 años, un período a menudo llamado Gran Año, la trayectoria del Sol completa una rotación completa de 360 ​​grados hacia atrás a través del zodíaco. [72] En las tradiciones astrológicas occidentales, la precesión se mide a partir del equinoccio de marzo, uno de los dos puntos anuales en los que el Sol está exactamente a medio camino entre sus puntos más bajos y más altos en el cielo. A finales del siglo XX y principios del XXI, la posición del equinoccio de marzo del Sol estaba en la constelación de Piscis volviendo a Acuario. Esto marcó el final de una era astrológica (la Era de Piscis) y el comienzo de otra (la Era de Acuario). [73]

De manera similar, la posición del solsticio de diciembre del Sol (en el hemisferio norte, el punto más bajo en su trayectoria anual en el hemisferio sur, el más alto) estaba en la constelación de Sagitario, una de las dos constelaciones en las que el zodíaco se cruza con la Vía Láctea. [74] Cada año, en el solsticio de diciembre, el Sol y la Vía Láctea aparecen (desde la superficie de la Tierra) para alinearse, y cada año la precesión provoca un ligero cambio en la posición del Sol en la Vía Láctea. Dado que la Vía Láctea tiene entre 10 ° y 20 ° de ancho, la posición del solsticio de diciembre tarda entre 700 y 1400 años en avanzar a través de ella. [75] En 2012 estaba aproximadamente a la mitad de la Vía Láctea, cruzando el ecuador galáctico. [76] En 2012, el solsticio de diciembre del Sol cayó el 21 de diciembre. [77]

Misticismo Editar

Las especulaciones místicas sobre la precesión de los equinoccios y la proximidad del Sol al centro de la Vía Láctea aparecieron en Molino de Hamlet (1969) de Giorgio de Santillana y Hertha von Deschend. Estos fueron citados y ampliados por Terence y Dennis McKenna en El paisaje invisible (1975).

Los partidarios de la idea, siguiendo una teoría propuesta por primera vez por Munro Edmonson, [78] alegaron que los mayas basaron su calendario en observaciones del Gran Rift o Dark Rift, una banda de nubes de polvo oscuro en la Vía Láctea, que, según algunos eruditos, los mayas llamaban a los Xibalba sea o "Camino Negro". [79] John Major Jenkins afirma que los mayas eran conscientes de dónde la eclíptica se cruzaba con el Camino Negro y le dieron a esta posición en el cielo un significado especial en su cosmología. [80] Jenkins dijo que la precesión alinearía al Sol precisamente con el ecuador galáctico en el solsticio de invierno de 2012. [80] Jenkins afirmó que los mayas clásicos anticiparon esta conjunción y la celebraron como el presagio de una profunda transición espiritual para la humanidad. [81] Los proponentes de la Nueva Era de la hipótesis de la alineación galáctica argumentaron que, así como la astrología usa las posiciones de las estrellas y los planetas para hacer afirmaciones de eventos futuros, los mayas trazaron sus calendarios con el objetivo de prepararse para eventos mundiales significativos. [82] Jenkins atribuyó las ideas de los antiguos chamanes mayas sobre el centro galáctico a su uso de hongos psilocibina, sapos psicoactivos y otros psicodélicos. [83] Jenkins también asoció la Xibalba sea con un "árbol del mundo", basándose en estudios de la cosmología maya contemporánea (no antigua). [84]

Crítica Editar

Astrónomos como David Morrison sostienen que el ecuador galáctico es una línea completamente arbitraria y nunca se puede trazar con precisión, porque es imposible determinar los límites exactos de la Vía Láctea, que varían según la claridad de la vista. Jenkins afirmó que sacó sus conclusiones sobre la ubicación del ecuador galáctico a partir de observaciones tomadas a más de 11.000 pies (3.400 m), una altitud que da una imagen más clara de la Vía Láctea de la que tenían acceso los mayas. [64] Además, dado que el Sol tiene medio grado de ancho, su posición de solsticio tarda 36 años en precesar su ancho completo. El propio Jenkins señaló que incluso dada su ubicación determinada para la línea del ecuador galáctico, su convergencia más precisa con el centro del Sol ya ocurrió en 1998, y afirma que, en lugar de 2012, la alineación galáctica se enfoca en una período anual centrado en 1998. [85] [86] [87]

No hay evidencia clara de que los mayas clásicos fueran conscientes de la precesión. Algunos eruditos mayas, como Barbara MacLeod, [40] Michael Grofe, [88] Eva Hunt, Gordon Brotherston y Anthony Aveni, [89] han sugerido que algunas fechas sagradas mayas estaban programadas para ciclos precesionales, pero la opinión de los eruditos sobre el tema permanece dividido. [27] También hay poca evidencia, arqueológica o histórica, de que los mayas le dieran importancia a los solsticios o equinoccios. [27] [90] Es posible que solo los primeros entre los mesoamericanos observaran solsticios, [91] pero esto también es un tema controvertido entre los mayas. [27] [90] Tampoco hay evidencia de que los mayas clásicos atribuyeran alguna importancia a la Vía Láctea, no hay ningún glifo en su sistema de escritura para representarla, ni una tabla astronómica o cronológica vinculada a ella. [92]

Timewave zero y el Yo ching Editar

"Timewave zero" es una fórmula numerológica que pretende calcular el flujo y reflujo de la "novedad", definida como el aumento con el tiempo en la interconexión del universo, o complejidad organizada. [93] Terence McKenna afirmó que el universo tiene un atractor teleológico al final de los tiempos que aumenta la interconexión. Creía esto, que eventualmente alcanzaría una singularidad de complejidad infinita en 2012, momento en el que cualquier cosa y todo lo imaginable ocurriría simultáneamente. Concibió esta idea durante varios años a principios y mediados de la década de 1970 mientras usaba hongos de psilocibina y DMT. [93] [94] La comunidad científica considera que la teoría de la novedad es una pseudociencia. [95] [96]

McKenna expresó "novedad" en un programa de computadora que produce una forma de onda conocida como "onda de tiempo cero" o "onda de tiempo". Basado en la interpretación de McKenna de la secuencia de King Wen del Yo ching, un antiguo libro chino sobre adivinación, [58] el gráfico pretende mostrar grandes períodos de novedad que se corresponden con cambios importantes en la evolución biológica y sociocultural de la humanidad. Creía que los eventos de un momento dado están relacionados de manera resonante con los eventos de otras épocas, y eligió el bombardeo atómico de Hiroshima como base para calcular su fecha final de noviembre de 2012. [97] Cuando más tarde descubrió la proximidad de esta fecha a la Al final del decimotercer bʼakʼtun del calendario maya, revisó su hipótesis para que las dos fechas coincidieran. [54]

La primera edición de 1975 de El paisaje invisible referido a 2012 (pero no a un día específico durante el año) solo dos veces. En la segunda edición de 1993, McKenna utilizó la fecha de Sharer [Nota e] del 21 de diciembre de 2012 en todo momento. [54] [94]

La teoría de la novedad ha sido criticada por "rechazar innumerables ideas que la comunidad científica presume como fácticas", dependiendo "únicamente de numerosas deducciones controvertidas que contradicen la lógica empírica" ​​y abarcando "ninguna indicación adecuada de la verdad", con la conclusión de que la teoría de la novedad es un pseudociencia. [98]

La idea de que el año 2012 presagiaba un cataclismo mundial, el fin del mundo o el fin de la civilización humana, se convirtió en un tema de especulación de los medios populares a medida que se acercaba la fecha del 21 de diciembre de 2012. Esta idea fue promulgada por muchas páginas en Internet, particularmente en YouTube. [99] El Discovery Channel fue criticado por sus "cuasi-documentales" sobre el tema que "sacrifican [d] precisión por entretenimiento". [100]

Otras alineaciones Editar

Algunas personas interpretaron la alineación galáctica de manera apocalíptica, alegando que su aparición de alguna manera crearía un efecto gravitacional combinado entre el Sol y el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia (conocido como Sagitario A *), creando estragos en la Tierra. [101] Aparte de la "alineación galáctica" que ya había ocurrido en 1998, el camino aparente del Sol a través del zodíaco visto desde la Tierra no lo llevó cerca del verdadero centro galáctico, sino varios grados por encima de él. [76] Incluso si este no fuera el caso, Sagitario A * está a 30.000 años luz de la Tierra, tendría que haber estado más de 6 millones de veces más cerca para causar cualquier interrupción gravitacional en el Sistema Solar de la Tierra. [102] [103] Esta lectura de la alineación se incluyó en el documental History Channel. Decodificando el pasado. John Major Jenkins se quejó de que un escritor de ciencia ficción fue coautor del documental, y pasó a caracterizarlo como "45 minutos de exageración descarada del fin del mundo y el peor tipo de sensacionalismo estúpido". [104]

Algunos creyentes en un día del juicio final de 2012 utilizaron el término "alineación galáctica" para describir un fenómeno diferente propuesto por algunos científicos para explicar un patrón de extinciones masivas supuestamente observado en el registro fósil. [105] Según la hipótesis de Shiva, las extinciones masivas no son aleatorias, sino que se repiten cada 26 millones de años. Para dar cuenta de esto, se sugirió que las oscilaciones verticales hechas por el Sol en su órbita de 250 millones de años del centro galáctico hacen que pase regularmente a través del plano galáctico. Cuando la órbita del Sol lo lleva fuera del plano galáctico que biseca el disco galáctico, la influencia de la marea galáctica es más débil. Sin embargo, cuando vuelve a entrar en el disco galáctico, como ocurre cada 20-25 millones de años, se ve afectado por las "mareas de disco" mucho más fuertes, que, según los modelos matemáticos, aumentan el flujo de los cometas de la nube de Oort hacia el interior del planeta. interior del Sistema Solar por un factor de 4, lo que conduce a un aumento masivo en la probabilidad de un impacto devastador de un cometa. [106] Sin embargo, esta "alineación" tiene lugar a lo largo de decenas de millones de años y nunca se podría programar en una fecha exacta. [107] La ​​evidencia muestra que el Sol pasó a través del plano que biseca el disco galáctico hace tres millones de años y en 2012 se movía más por encima de él. [108]

Una tercera alineación sugerida fue una especie de conjunción planetaria que ocurrió el 21 de diciembre de 2012, sin embargo, no hubo conjunción en esa fecha. [12] Las alineaciones de múltiples planetas ocurrieron tanto en 2000 como en 2010, cada una sin resultados negativos para la Tierra. [109] Júpiter es el planeta más grande del Sistema Solar más grande que todos los demás planetas juntos. Cuando Júpiter está cerca de la oposición, la diferencia en la fuerza gravitacional que experimenta la Tierra es menos del 1% de la fuerza que la Tierra siente diariamente desde la Luna. [110]

Inversión geomagnética Editar

Otra idea ligada a 2012 involucró una inversión geomagnética (a menudo referida como un cambio de polos por los proponentes), posiblemente desencadenada por una erupción solar masiva, que liberaría una energía equivalente a 100 mil millones de bombas atómicas. [111] Esta creencia fue supuestamente apoyada por observaciones de que el campo magnético de la Tierra se estaba debilitando, [112] lo que podría preceder a una inversión de los polos magnéticos norte y sur, y la llegada del próximo máximo solar, que se esperaba en algún momento alrededor de 2012. [113]

La mayoría de las estimaciones científicas, sin embargo, dicen que las reversiones geomagnéticas tardan entre 1.000 y 10.000 años en completarse, [114] y no comienzan en ninguna fecha en particular. [115] Además, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. Predijo que el máximo solar alcanzaría su punto máximo a fines de 2013 o 2014, y que sería bastante débil, con un número de manchas solares por debajo del promedio. [116] En cualquier caso, no hubo evidencia científica que vincule un máximo solar con una inversión geomagnética, que es impulsada por fuerzas enteramente dentro de la Tierra. [117] En cambio, un máximo solar sería principalmente notable por sus efectos en las comunicaciones por satélite y teléfonos celulares. [118] David Morrison atribuyó el surgimiento de la idea de la tormenta solar al físico y divulgador de la ciencia Michio Kaku, quien afirmó en una entrevista con Fox News que un pico solar en 2012 podría ser desastroso para los satélites en órbita, y a que la NASA encabezó una página web de 2006 como "Advertencia de tormenta solar", un término que luego se repitió en varias páginas del fin del mundo. [99]

El 23 de julio de 2012, una tormenta solar masiva y potencialmente dañina se produjo a los nueve días de golpear la Tierra. [119] [120]

Planet X / Nibiru Editar

Algunos creyentes en un día del juicio final de 2012 afirmaron que un planeta llamado Planeta X, o Nibiru, colisionaría con la Tierra o pasaría por ella. Esta idea, que apareció en varias formas desde 1995, inicialmente predijo Doomsday en mayo de 2003, pero los proponentes abandonaron esa fecha después de que pasó sin incidentes. [121] La idea se originó a partir de afirmaciones de canalizar seres extraterrestres y es ampliamente ridiculizada. [121] [122] Los astrónomos calcularon que un objeto así tan cerca de la Tierra sería visible para cualquiera que mirara hacia el cielo nocturno. [121]

Otras catástrofes Editar

Autor Graham Hancock, en su libro Huellas dactilares de los dioses, interpretó las observaciones de Coe en Rompiendo el Código Maya [123] como evidencia de la profecía de un cataclismo global. [124] El cineasta Roland Emmerich luego atribuyó al libro la inspiración de su película sobre desastres de 2009. 2012. [125]

Otras especulaciones sobre el día del juicio final en 2012 incluyeron predicciones del proyecto Web Bot, un programa informático que pretende predecir el futuro mediante el análisis de la charla de Internet. Sin embargo, los comentaristas han rechazado las afirmaciones de que el bot es capaz de predecir desastres naturales, a diferencia de los desastres causados ​​por humanos como las caídas del mercado de valores. [126]

La fecha de 2012 también estuvo vagamente ligada al concepto de larga duración del Cinturón de Fotones, que predijo una forma de interacción entre la Tierra y Alcyone, la estrella más grande del cúmulo de las Pléyades. [127] Los críticos argumentaron que los fotones no pueden formar cinturones, que las Pléyades, ubicadas a más de 400 años luz de distancia, no podrían tener ningún efecto en la Tierra y que el Sistema Solar, en lugar de acercarse a las Pléyades, de hecho se estaba alejando más. de eso. [128]

Algunos medios de comunicación relacionaron el hecho de que la estrella supergigante roja Betelgeuse sufriría una supernova en algún momento en el futuro con el fenómeno de 2012. [129] Sin embargo, aunque Betelgeuse se encontraba ciertamente en las etapas finales de su vida y moriría como una supernova, no había forma de predecir el momento del evento dentro de los 100.000 años. [130] Para ser una amenaza para la Tierra, una supernova no debería estar a más de 25 años luz del Sistema Solar. Betelgeuse está aproximadamente a 600 años luz de distancia, por lo que su supernova no afectaría a la Tierra. [131] En diciembre de 2011, Francis Reddy de la NASA emitió un comunicado de prensa desacreditando la posibilidad de que ocurriera una supernova en 2012. [132]

Otro reclamo involucró la invasión alienígena. En diciembre de 2010, un artículo, publicado por primera vez en examiner.com y posteriormente referenciado en la edición en inglés de Pravda [133] afirmó, citando como evidencia una fotografía del Second Digital Sky Survey, que SETI había detectado tres grandes naves espaciales que debían llegar a la Tierra en 2012. [134] El astrónomo y desacreditador Phil Plait señaló que al usar la fórmula de ángulo pequeño, uno podría Determine que si el objeto de la foto fuera tan grande como se afirma, tendría que estar más cerca de la Tierra que de la Luna, lo que significaría que ya habría llegado. [134] En enero de 2011, Seth Shostak, astrónomo jefe de SETI, emitió un comunicado de prensa desacreditando las afirmaciones. [133]

El fenómeno se extendió ampliamente después de que se hizo público, particularmente en Internet. Se publicaron cientos de miles de sitios web sobre el tema. [99] "Pregúntale a un astrobiólogo", un sitio web de divulgación pública de la NASA, recibió más de 5.000 preguntas del público sobre el tema desde 2007, [127] algunos preguntaron si deberían suicidarse, sus hijos o sus mascotas.[99] En mayo de 2012, una encuesta de Ipsos a 16.000 adultos en 21 países encontró que el 8 por ciento había experimentado miedo o ansiedad por la posibilidad de que el mundo terminara en diciembre de 2012, mientras que un promedio del 10 por ciento estuvo de acuerdo con la afirmación "el calendario maya , que algunos dicen que 'termina' en 2012, marca el fin del mundo ", con respuestas de hasta 20 por ciento en China, 13 por ciento en Rusia, Turquía, Japón y Corea, y 12 por ciento en Estados Unidos. [135] Al menos un suicidio estuvo directamente relacionado con el miedo a un apocalipsis de 2012, [136] con otros reportados anecdóticamente. [137] Jared Lee Loughner, el autor del tiroteo de Tucson en 2011, siguió las predicciones relacionadas con 2012. [138] Un panel de científicos interrogados sobre el tema en una sesión plenaria en la Sociedad Astronómica del Pacífico sostuvo que Internet jugó un papel sustancial al permitir que esta fecha del fin del mundo ganara más tracción que pánicos similares anteriores. [137]

Europa Editar

A partir de 2000, la pequeña aldea francesa de Bugarach, con una población de 189 habitantes, comenzó a recibir visitas de "esotéricos", creyentes místicos que habían llegado a la conclusión de que la montaña local, Pic de Bugarach, era el lugar ideal para capear los transformadores eventos de 2012. En 2011 , el alcalde local, Jean-Pierre Delord, comenzó a expresar a la prensa internacional temores de que la pequeña ciudad se viera abrumada por una afluencia de miles de visitantes en 2012, incluso sugiriendo que podría llamar al ejército. [139] [140] "Hemos visto un gran aumento de visitantes", dijo Delord. El independiente en marzo de 2012. "Ya este año más de 20.000 personas han subido hasta la cima, y ​​el año pasado tuvimos 10.000 excursionistas, lo que fue un aumento significativo en los 12 meses anteriores. Creen que Pic de Bugarach es 'un garage à ovnis' [un garaje para ovnis]. Los aldeanos están exasperados: la importancia exagerada de algo que ven como completamente alejado de la realidad es desconcertante. Después del 21 de diciembre, esto seguramente volverá a la normalidad ". [141] En diciembre de 2012, el gobierno francés colocó a 100 policías y bomberos alrededor de Bugarach y Pic de Bugarach, limitando el acceso a visitantes potenciales. [142] En última instancia, sólo unos 1.000 visitantes aparecieron en el punto álgido del "evento". Dos raves fueron frustradas, 12 personas tuvieron que ser rechazadas del pico y 5 personas fueron arrestadas por portar armas. [143] Jean-Pierre Delord fue criticado por miembros de la comunidad por no aprovechar la atención de los medios y promover la región. [144]

Se esperaba que la aldea turca de Şirince, cerca de Éfeso, recibiera más de 60.000 visitantes el 21 de diciembre de 2012, ya que los místicos de la Nueva Era creían que su "energía positiva" ayudaría a capear la catástrofe. [145] Sólo llegó una fracción de ese número, con un componente sustancial de policías y periodistas, y la ganancia inesperada esperada no se materializó. [146]

Del mismo modo, la montaña piramidal de Rtanj, en los Cárpatos serbios, llamó la atención debido a los rumores de que emitiría un poderoso escudo de fuerza ese día, protegiendo a los que se encontraban en las cercanías. Los hoteles alrededor de la base estaban llenos. [147]

En Rusia, las reclusas de una prisión de mujeres experimentaron "una psicosis colectiva masiva" en las semanas previas al supuesto día del juicio final, mientras que los residentes de una ciudad industrial cerca de Moscú vaciaron un supermercado de fósforos, velas, comida y otros suministros. El Ministro de Situaciones de Emergencia declaró en respuesta que según "los métodos de seguimiento de lo que está ocurriendo en el planeta Tierra", no habría apocalipsis en diciembre. [148] Cuando se le preguntó cuándo terminaría el mundo en una conferencia de prensa, el presidente ruso Vladimir Putin dijo: "En unos 4.500 millones de años". [149]

En diciembre de 2012, el astrónomo vaticano Rev. José Funes escribió en el periódico vaticano L'Osservatore Romano que las teorías apocalípticas alrededor de 2012 "ni siquiera valían la pena discutirlas". [150]

Asia y Australia Editar

En China, hasta mil miembros del culto cristiano Dios Todopoderoso fueron arrestados después de afirmar que el final de bʼakʼtun 13 marcó el fin del mundo y que era hora de derrocar al comunismo. [151] [152] Se informó que los compradores estaban acumulando suministros de velas en previsión de la oscuridad que se avecinaba, mientras que el minorista en línea Taobao vendía boletos para abordar el Arca de Noé a los clientes. [153] Las reservas para las ceremonias de boda del 21 de diciembre de 2012 estaban saturadas en varias ciudades. [153] El 14 de diciembre de 2012, un hombre en la provincia de Henan atacó e hirió a veintitrés niños con un cuchillo. Las autoridades sospecharon que el hombre había sido "influenciado" por la predicción del próximo apocalipsis. [154] Los académicos en China atribuyeron la creencia generalizada en el día del juicio final de 2012 en su país a la falta de conocimientos científicos y la desconfianza de los medios controlados por el gobierno. [154]

El 6 de diciembre de 2012, la Primera Ministra australiana, Julia Gillard, pronunció un discurso falso para la estación de radio triple J en el que declaró: "Mis queridos compatriotas restantes, el fin del mundo se acerca. Si el golpe final proviene de zombis carnívoros, demoníaco bestias del infierno o del triunfo total del K-Pop, si sabes algo sobre mí es esto: siempre lucharé por ti hasta el final ". [155] El locutor de radio Neil Mitchell describió el engaño como "inmaduro" y se preguntó si degradaba su oficina. [156]

México y Centroamérica Editar

Los países mesoamericanos que alguna vez formaron parte de la civilización maya —México, Guatemala, Honduras y El Salvador— organizaron festividades para conmemorar el final de bakʼtun 13 en los sitios mayas más grandes. El 21 de diciembre de 2011, la ciudad maya de Tapachula en Chiapas activó un reloj digital de dos metros y medio que cuenta los días hasta el final de bʼakʼtun 13. [157] El 21 de diciembre de 2012, se llevaron a cabo importantes hechos en Chichén Itzá en México y Tikal en Guatemala. [3] [4] [5] En El Salvador, el evento más grande se llevó a cabo en Tazumal, y en Honduras, en Copán. En todos estos sitios arqueológicos, los rituales mayas se llevaban a cabo al amanecer dirigidos por chamanes y sacerdotes mayas. [158] [159] [160]

El último día de bʼakʼtun 13, los residentes de Yucatán y otras regiones anteriormente dominadas por los antiguos mayas celebraron lo que vieron como el comienzo de una nueva y mejor era. [161] Según cifras oficiales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, alrededor de 50,000 personas visitaron sitios arqueológicos mexicanos el 21 de diciembre de 2012. De ellos, 10,000 visitaron Chichén Itzá en Yucatán, 9,900 visitaron Tulum en Quintana Roo y 8,000 visitó Palenque en Chiapas. Otras 10,000 personas visitaron Teotihuacán cerca de la Ciudad de México, que no es un sitio maya. [162] La ceremonia principal en Chichén Itzá se realizó al amanecer en la plaza del Templo de Kukulkán, uno de los principales símbolos de la cultura maya. El sitio arqueológico se abrió dos horas antes para recibir a miles de turistas, en su mayoría extranjeros que vinieron a participar en los eventos programados para el final de bʼakʼtun 13. [3] [162]

La ceremonia del fuego en Tikal se realizó al amanecer en la plaza principal del Templo del Gran Jaguar. La ceremonia estuvo a cargo de sacerdotes guatemaltecos y extranjeros. El presidente de Guatemala, Otto Pérez, y de Costa Rica, Laura Chinchilla, participaron del evento como invitados especiales. Durante la ceremonia los sacerdotes pidieron unidad, paz y el fin de la discriminación y el racismo, con la esperanza de que el inicio de un nuevo ciclo sea un "nuevo amanecer". Cerca de 3.000 personas participaron en el evento. [158] [163]

La mayoría de estos eventos fueron organizados por agencias de los gobiernos de México y Centroamérica, y se espera que sus respectivas industrias turísticas atraigan a miles de visitantes. [4] [158] México es visitado por alrededor de 22 millones de extranjeros en un año típico. Sin embargo, en 2012, la agencia nacional de turismo esperaba atraer a 52 millones de visitantes solo a las regiones de Chiapas, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Campeche. [157] Un grupo de activistas mayas en Guatemala, Oxlaljuj Ajpop, se opuso a la comercialización del dátil. Un vocero de la Conferencia de Ministros Mayas comentó que para ellos la ceremonia de Tikal no es un espectáculo para turistas sino algo espiritual y personal. El secretario del Gran Consejo de Autoridades Ancestrales comentó que los mayas vivientes se sentían excluidos de las actividades en Tikal. Este grupo celebró una ceremonia paralela y se quejó de que la fecha se ha utilizado con fines comerciales. Además, antes de la ceremonia principal de Tikal, unos 200 mayas protestaron por la celebración porque se sentían excluidos. La mayoría de los mayas modernos eran indiferentes a las ceremonias, y el pequeño número de personas que todavía practicaban ritos antiguos celebraba ceremonias solemnes y más privadas. [4] [158]

Osvaldo Gómez, asesor técnico del sitio de Tikal, denunció que muchos visitantes durante la celebración habían subido ilegalmente las escaleras del Templo de las Máscaras, provocando daños "irreparables". [164]

América del Sur Editar

En Brasil, Décio Colla, el alcalde de la ciudad de São Francisco de Paula, Rio Grande do Sul, movilizó a la población para prepararse para el fin del mundo abasteciéndose de alimentos y suministros. [165] [166] En la ciudad de Corguinho, en Mato Grosso do Sul, se construyó una colonia para los sobrevivientes de la esperada tragedia. [167] En Alto Paraíso de Goiás, los hoteles también hicieron reservas específicas para fechas proféticas. [168]

En Bolivia, el presidente Evo Morales participó en los rituales quechua y aymara, organizados con apoyo del gobierno, para conmemorar el solsticio del sur que tuvo lugar en la Isla del Sol, en la parte sur del lago Titicaca. Durante el acto, Morales proclamó el inicio de "Pachakuti", es decir, el despertar del mundo a una cultura de la vida y el comienzo del fin del capitalismo mundial, y propuso desmantelar el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. [5] [158] [169]

El 21 de diciembre de 2012 se cerró el Uritorco en Córdoba, Argentina, ya que se había propuesto un suicidio masivo en Facebook. [170]

América del Norte Editar

En los Estados Unidos, las ventas de refugios antiaéreos subterráneos privados aumentaron notablemente después de 2009, y muchos anuncios de empresas de construcción llamaron la atención sobre el apocalipsis de 2012. [171] En Michigan, las escuelas estaban cerradas por las vacaciones de Navidad dos días antes, en parte porque los rumores del apocalipsis de 2012 estaban generando temores de que se repitieran tiroteos similares a los de Sandy Hook. [172] Las estrellas de reality shows estadounidenses Heidi Montag y Spencer Pratt revelaron que habían gastado la mayor parte de sus $ 10 millones de ganancias acumuladas en 2010 porque creían que el mundo terminaría en 2012. [173]

Autores como Graham Hancock continúan refiriéndose a supuestas profecías mayas sobre 2012 en Magos de los dioses (2015). Por ejemplo, escribe, “. los mayas no hablaban del fin del mundo como tal, sino más bien del fin de una era, 'una época de gran transformación y renacimiento mundial', que sería seguida por el comienzo de un nuevo gran ciclo o era mundial " . [174]

El fenómeno de 2012 fue discutido o referenciado en varios medios. Varios documentales de televisión, así como algunas referencias de ficción contemporáneas al año 2012, se refirieron al 21 de diciembre como el día de un evento catastrófico.

La serie de televisión de la conspiración OVNI Los archivos x citó el 22 de diciembre de 2012 como la fecha para una colonización extraterrestre de la Tierra y mencionó que el calendario maya "se detuvo" en esta fecha. [54] El History Channel emitió un puñado de series especiales el día del juicio final que incluían un análisis de las teorías de 2012, como Decodificando el pasado (2005–2007), 2012, fin de los días (2006), Últimos días en la tierra (2006), Siete signos del apocalipsis (2009) y Nostradamus 2012 (2008). [175] Discovery Channel también se emitió Apocalipsis 2012 en 2009, lo que sugiere que tormentas solares masivas, inversión de polos magnéticos, terremotos, supervolcanes y otros eventos naturales drásticos podrían ocurrir en 2012. [176] En 2012, el National Geographic Channel lanzó un programa llamado Preppers del fin del mundo, una serie de documentales sobre supervivientes que se preparan para varios cataclismos, incluido el día del juicio final de 2012. [177]

Se publicaron cientos de libros sobre el tema. [99] El libro más vendido de 2009, [178] Dan Brown's El símbolo perdido, presentaba un número de correo electrónico simulado codificado (2456282.5) que decodificaba la fecha juliana del 21 de diciembre de 2012. [179]

En el cine, la película de desastres de 2009 2012 se inspiró en el fenómeno, y la promoción previa antes de su lanzamiento incluyó una campaña de marketing sigilosa en la que anuncios de televisión y sitios web del ficticio "Instituto para la Continuidad Humana" llamaban a las personas a prepararse para el fin del mundo. Como estas promociones no mencionaron la película en sí, muchos espectadores creyeron que eran reales y se pusieron en contacto con los astrónomos presas del pánico. [180] [181] Aunque la campaña fue muy criticada, [99] la película se convirtió en una de las más exitosas de su año, recaudando casi $ 770 millones en todo el mundo. [182] Un artículo en El Telégrafo diario atribuyó el miedo generalizado al fenómeno de 2012 en China a la película, que fue un gran éxito en ese país porque mostraba las "arcas de supervivencia" de construcción china. [183] ​​Película de 2011 de Lars von Trier Melancolía presentó una trama en la que un planeta emerge detrás del Sol en curso de colisión con la Tierra. [184]

El fenómeno también inspiró varios éxitos de la música rock y pop. Ya en 1997, "A Certain Shade of Green" de Incubus se refería a la creencia mística de que un cambio en la percepción llegaría en 2012 ("¿Vas a estar parado hasta el 2012 d.C.? / ¿Qué estás esperando, un cierto tono de ¿verde?"). Los éxitos más recientes incluyen "2012 (It Ain't the End)" (2010) interpretada por Jay Sean y "Till the World Ends" (2011) interpretada por Britney Spears. Hacia mediados de diciembre de 2012, un engaño de Internet relacionado con el hecho de que el cantante surcoreano Psy fuera uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis circuló ampliamente en las plataformas de redes sociales. El engaño pretendía que una vez que el video de YouTube "Gangnam Style" de Psy acumulara mil millones de visitas, el mundo se acabaría. [185] El compositor indio A. R. Rahman, conocido por Millonario de Slumdog, lanzó su sencillo "Infinite Love" para "infundir fe y optimismo en la gente" antes del día del juicio final predicho. [186] El arte del álbum de 2012 de All Time Low "Don't Panic" satiriza varios eventos catastróficos asociados con el fin del mundo el 21 de diciembre de 2012.

Varias marcas publicaron anuncios relacionados con el apocalipsis de 2012 en los meses y días previos a la fecha. En febrero de 2012, la empresa automotriz estadounidense General Motors emitió un anuncio durante el partido de fútbol anual del Super Bowl en el que un grupo de amigos conducía un Chevrolet Silverados a través de las ruinas de la civilización humana después del apocalipsis de 2012, mientras que el 17 de diciembre de 2012, Jell-O emitió un un anuncio que decía que ofrecer gelatina a los dioses mayas los apaciguaría para salvar al mundo. John Verret, profesor de publicidad en la Universidad de Boston, cuestionó la utilidad de vincular grandes sumas de dinero a un evento tan único y de corta duración. [187]


Dióxido de carbono

Dióxido de carbono (CO2) es un gas importante que atrapa el calor (efecto invernadero), que se libera a través de actividades humanas como la deforestación y la quema de combustibles fósiles, así como procesos naturales como la respiración y las erupciones volcánicas. El primer gráfico muestra el CO atmosférico2 niveles medidos en el Observatorio Mauna Loa, Hawai, en los últimos años, con el ciclo estacional promedio eliminado. El segundo gráfico muestra CO2 niveles durante los últimos tres ciclos glaciares, reconstruidos a partir de núcleos de hielo.

Durante los últimos 171 años, las actividades humanas han elevado las concentraciones atmosféricas de CO2 en un 48% por encima de los niveles preindustriales encontrados en 1850. Esto es más de lo que había sucedido naturalmente durante un período de 20.000 años (desde el Último Máximo Glacial hasta 1850, de 185 ppm a 280 ppm).

La siguiente serie de tiempo muestra la distribución global y la variación de la concentración de dióxido de carbono de la troposfera media en partes por millón (ppm). El color general del mapa cambia hacia el rojo con el paso del tiempo debido al aumento anual de CO2.


Ver el vídeo: CÓMO HACER LA INTRODUCCIÓN DE UN ENSAYO ACADÉMICO (Diciembre 2022).